Detienen a tres jóvenes acusados de venta fraudulenta de entradas a conciertos en Málaga

Están acusados de comprar 64 pases platinum valorados en 5.280 euros con este fin

EP

La Policía Nacional ha desarticulado en Almería una banda dedicada supuestamente a la venta fraudulenta de entradas de conciertos y ha detenido a tres jóvenes acusados de comprar 64 entradas platinum valoradas en 5.280 euros con este fin. Los investigados, que no abonaron el coste de las entradas al portal web donde las adquirieron, habrían cometido una estafa similar en Málaga con motivo de la celebración de un concierto del mismo artista, según ha informado la Comisaría Provincial.

La intervención policial se inició durante la tarde del pasado día 4 de octubre cuando los agentes que formaban parte del dispositivo policial del concierto de 'Bad Bunny' en las inmediaciones de la Plaza de Toros de Almería, fueron requeridos por dos jóvenes. Los adolescentes relataron a los policías que momentos antes habían comprado en la reventa unas entradas y que al intentar acceder al recinto, la organización les había informado de que los pases estaban anulados. Paralelamente, dos responsables de la organización del evento comunicaron a los agentes que cuatro días antes 64 entradas platinum valoradas en 5.280 euros, habían sido compradas a través de una página oficial de Internet y que habían sido abonadas con una única tarjeta de crédito.

Posteriormente se comprobó que el importe de las entradas se no se había cobrado correctamente por parte de la organización del evento, por lo que las entradas adquiridas fueron anuladas de inmediato. La organización detectó días antes una estafa idéntica realizada en un concierto del mismo artista en Málaga capital.

Desde ese momento, varias personas más, advirtieron a los policías actuantes de haber sido estafados por tres individuos que ofrecían entradas valoradas en 82,50 euros por un precio inferior, llegando a comprar una de las víctimas hasta seis entradas platinum por 300 euros. Ante tales hechos los agentes procedieron a desarrollar un dispositivo encaminado a la localización de los vendedores, consiguiendo interceptar a tres sujetos que coincidían plenamente con las características físicas aportadas por las víctimas, siéndoles incautadas en el momento de su arresto 29 entradas y 375 euros en efectivo.

Seguidamente los organizadores verificaron los códigos de barras con los lectores, certificando que se trataban de las mismas entradas anuladas cuatro días antes compradas de forma irregular en una página oficial del evento. A los investigados se les atribuye la presunta comisión de un delito de estafa y otro de falsedad.

Fotos

Vídeos