Detienen a cuatro personas en Málaga por estafar con falsos anuncios de alquiler de habitaciones en Internet

Dinero y material incautado. /Policía Nacional
Dinero y material incautado. / Policía Nacional

El cabecilla de la red exigía a los interesados el ingreso por transferencia bancaria de una fianza para formalizar la operación

EUROPA PRESS

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una red criminal especializada en estafar a internautas con falsos anuncios de alquiler de habitaciones y han detenido a cuatro personas, tres hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 34 y 49 años, por su presunta implicación en los delitos de estafas, amenazas, daños, acoso, relativos a la prostitución y pertenencia a organización criminal.

Entre los arrestados se encuentran el cabecilla, un hombre de 34 años y nacionalidad marroquí, que era el encargado de la inserción de los anuncios en Internet. Cuando los interesados contactaban con él, presuntamente les exigía el ingreso previo del dinero convenido en concepto de fianza para formalizar la operación, según apunta la Policía en un comunicado.

De igual modo, han sido arrestadas tres intermediarios, dos hombres y una mujer de nacionalidad española, responsables de abrir las cuentas corrientes desde donde se cobraba presuntamente el dinero procedente de los cobros fraudulentos. En la operación se han intervenido 17.000 euros en efectivo y dos ordenadores portátiles, entre otros efectos.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento la Policía de varias denuncias relacionadas con estafas que presentaban idéntica modalidad delictiva. El 'modus operandi' era el siguiente. Las víctimas contactaban a través de páginas de anuncios en Internet con anunciantes de alquiler de inmuebles, principalmente habitaciones. Seguidamente el anunciante, supuesto propietario del inmueble, les exigía para continuar con la operación el ingreso de la fianza mediante transferencia bancaria. Una vez enviado el dinero, no volvían a tener noticias del anunciante.

Tras las primeras investigaciones, los agentes averiguaron que los titulares de las cuentas corrientes en los que se ingresaba el dinero procedente de los supuestos fraudes eran meros intermediarios que facilitaban libretas de ahorro o tarjetas al verdadero artífice de las estafas para que este lo recaudara tras realizar los cobros fraudulentos.

Posteriormente, los agentes localizaron a todos los integrantes de la red. En un primer momento detuvieron a los intermediarios y seguidamente, identificaron y arrestaron al principal estafador.

Según las indagaciones, el cabecilla de la trama no dudaba en intimidar a los intermediarios para vencer el recelo y conseguir que le entregaran el dinero procedente de las estafas. También constataron que se dedicaba a acosar a mujeres que habían solicitado empleo a través de páginas de Internet, tratándolas, además, de convencer para que se prostituyeran para él. En caso de que no accedieran a sus pretensiones, las intimidaba y amenazaba.

La operación ha culminado con el arresto de cuatro personas, entre ellas el cabecilla del grupo a los que se les atribuyen los delitos de estafas, amenazas, daños, acoso, relativos a la prostitución y pertenencia a organización criminal.

Además, los agentes han realizado un registro en el domicilio del principal investigado, donde se han intervenido, entre otros efectos, distinta documentación, dos ordenadores portátiles, varios móviles y 17.000 euros en efectivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos