Demandan a los ayuntamientos de Málaga y Nerja por no retirar las distinciones a José Utrera Molina

Utrera Molina, en una imagen de archivo en su casa de Nerja. / SUR

La asociación memorialista Ranz Orosas exige a ambos consistorios que revoquen los títulos de Hijo Predilecto y Adoptivo otorgados al exministro franquista fallecido en abril

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Más de tres meses después de su fallecimiento, el pasado 22 de abril en Nerja, a los 91 años, el exministro franquista José Utrera Molina sigue dando de que hablar. El abogado Eduardo Ranz anunció ayer que ha demandado a los ayuntamientos de Sevilla, Málaga y Nerja por mantener los honores y distinciones concedidos al que fuese también vicepresidente en diferentes gobiernos durante la dictadura de Franco.

En una nota de prensa, el abogado recordó que el pasado 25 de abril se presentaron «derechos de petición» a esos tres ayuntamientos para la retirada de los honores y distinciones a Utrera Molina, y, al no obtener respuesta, «transcurridos los tres meses legalmente establecidos», ha optado por interponer un recurso contencioso-administrativo contra esos consistorios. Según explicó, mantener los honores y distinciones tras el fallecimiento del homenajeado o distinguido, «supone una declaración de lesividad contraria a la jurisprudencia y al Código Civil, puesto que los honores y distinciones despliegan su eficacia jurídica en la vida, cesando los efectos jurídicos con el fallecimiento, y extinguiéndose con la muerte».

Por ello, ha procedido a demandar «por vulneración de derechos fundamentales» a los ayuntamientos de Sevilla y Málaga, que le concedieron la Medalla de Oro de la Ciudad y el segundo le hizo también Hijo Predilecto, y al de Nerja por hacer Hijo Adoptivo a Utrera Molina, suegro del exministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón. Sin embargo, el Ayuntamiento de Nerja ya aclaró, a finales del pasado mes de abril, que esta distinción le fue revocada en un pleno celebrado el 10 de mayo de 1979.

El historiador nerjeño Francisco Capilla aclaró en abril que el título le fue revocado en 1979

Así lo comunicó el historiador local y profesor jubilado Francisco Capilla, quien añadió que en la misma sesión se anuló también el acuerdo de 5 de junio de 1951, por el que se nombraba como Hijo Adoptivo de Nerja a Francisco Giménez-Reyna, y se cambió el nombre de las calles Generalísimo Franco, Alemania, plaza de José Antonio, plaza de los Mártires y avenida Jiménez Reyna.

En el caso de la capital malagueña, fuentes municipales dijeron ayer a SUR que en un listado de condecoraciones otorgadas desde el año 1951 no aparecía el nombre del exministro franquista José Utrera Molina. Sin embargo, no pudieron concretar si este título se otorgó con anterioridad o si le fue revocado a partir de 1979.

Para el letrado, que conoció de estos honores por el contenido de la esquela publicada a raíz de su fallecimiento, «independientemente» de estas distinciones, las imágenes que se vieron de su entierro en Nerja, durante el que se cantó el himno falangista ‘Cara al sol’, «constituyen un acto de exaltación de la Guerra Civil y la dictadura, lo que vulnera la Ley de Memoria Histórica, agravado por el hecho de observar a un exministro de Justicia de Rajoy, presente».

Estos hechos fueron denunciados por Podemos Andalucía ante la Fiscalía de Málaga, que finalmente archivó la denuncia el pasado junio, al considerar que en «el contexto en que el acto denunciado tuvo lugar, no puede entenderse que se esté cometiendo un delito de enaltecimiento del genocidio».

Según la Fiscalía, que recordaba además que la Falange Española de las JONS es un partido legalizado en España, el himno fue entonado «en un acto eminentemente íntimo, como es el funeral de una persona, por lo que sólo a él va dirigida, como muestra de afecto o respecto y sin que pueda entenderse que hay intención de provocar un clima de odio». Se trató por tanto, decía el fiscal, «de un homenaje al fallecido en una iglesia».

Fotos

Vídeos