Cuatro malagueñas entran en la dirección de Antonio Maíllo en IU Andalucía

Cuatro malagueñas entran en la dirección de Antonio Maíllo en IU Andalucía

Al grupo se une Ernesto Alba, líder del PCE en la comunidad autónoma, que aunque es gaditano milita en la coalición en Málaga

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Como coordinador regional, Antonio Maíllo ha configurado la nueva dirección de Izquierda Unida en Andalucía, donde se incorporan cuatro políticas malagueñas: Antonia Morillas, exportavoz de la coalición en la Diputación Provincial; Eva García Sempere, diputada en el Congreso; Amanda Meyer; y Teresa Sánchez, diputada provincial y concejal en Alhaurín el Grande. Aellas se une un quinto malagueño, aunque sea de adopción, Ernesto Alba, secretario general del Partido Comunista de Andalucía (PCA), gaditano de nacimiento y militante de la coalición en Málaga.

Con esta representación en la comisión colegiada (la ejecutiva andaluza), Málaga gana peso político. Así, Alba es el nuevo coordinador de la comisión coordinadora regional, mientras que Morillas está al frente del área de Proceso Constituyente y Feminismo, donde contará con Meyer como adjunta. Por su parte, García Sempere asume la secretaría de Elaboración Política, encargada de trazar el programa de la coalición de izquierdas, y Teresa Sánchez es la adjunta de la secretaría responsable de los municipios menores de 50.000 habitantes.

Papel reforzado

Con estas designaciones, el papel político de Toni Morillas sale reforzado en el ámbito orgánico de IU ya que también es integrante de la dirección federal como secretaria de Democracia Participativa, formando parte, junto a Amanda Meyer –lleva el área federal de Política Institucional–, del núcleo duro de Alberto Garzón, coordinador federal de Izquierda Unida.

Morillas, que desde 2015 no tiene ningún cargo público ya que no quiso repetir en las listas de las municipales, explicó que desde su área impulsará el trabajo feminista en IU, en coordinación con el área de la Mujer, «promoviendo la inclusión del eje feminista como elemento central de nuestra práctica política cotidiana como organización y también como eje fundamental de la alternativa política y social que queremos construir para Andalucía».

Paralelamente, la exportavoz en la Diputación añadió que sus responsabilidades al frente de Proceso Constituyente girarán en torno a la promoción de un sistema republicano y a promover un proceso participativo «orientado a repensar nuestro marco de convivencia, situando la recuperación y efectividad de los derechos sociales, económicos y democráticos en el centro del debate político andaluz».

Por su parte, García Sempere también sale reforzada en esta nueva etapa ya que coordinará el equipo de trabajo que definirá el programa político «para hacer frente tanto al trabajo institucional como para proponer iniciativas, campañas o responder a la actualidad política». Desde IU Málaga destacaron que la nueva dirección regional es «joven y cohesionada» y que el objetivo es establecer políticas «útiles para las víctimas de la crisis que en Andalucía son muchas». «En un momento donde banderas y el independentismo pretenden coparlo todo, desde Izquierda Unida se quiere reabrir el debate social, el de las políticas de recortes, de pérdidas de derechos fundamentales, de desempleo, inserción social y pobreza», subrayaron desde la coalición en un comunicado.

Fotos

Vídeos