El Consorcio de Bomberos refuerza sus medios para afrontar un verano complicado

Miembros del CPB, con Bendodo,en la presentación del dispositivo. / SUR

Bendodo advierte de que la escasez de lluvias y las elevadas temperaturas en la provincia durante junio y julio incrementan el riesgo de incendios

SUR

El Consorcio Provincial de Bomberos (CPB) ha reforzado sus medios para combatir el fuego ante un verano que se prevé complicado. La Diputación ha efectuado una aportación extraordinaria de 3,2 millones de euros para la adquisición de nuevo equipamiento, según anunció ayer el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, durante la presentación del dispositivo del CPB para el verano. Este se reforzará con cuatro nuevos vehículos autobomba para la lucha contra incendios forestales, según detalló el portavoz y director técnico del Consorcio, José Espinosa.

Bendodo explicó que, con la nueva inyección económica de la Diputación al Consorcio, aprobada en la última junta general del organismo; el presupuesto para prevención y extinción de incendios alcanza este año los 20,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 35 por ciento respecto al año pasado, cuando el presupuesto fue de 15 millones.

Según valoró, esto supone «un notable esfuerzo económico por parte de la Diputación, con un claro compromiso del equipo de gobierno por mejorar la eficacia del servicio que se presta a cargo de los 248 efectivos del CPB». Así, ha indicado que de los 3,2 millones de euros extra que se destinarán, 2,7 millones de euros se dedicarán a nuevas inversiones.

Estas partidas presupuestarias son la antesala de un conjunto de inversiones que el CPB acometerá en los próximos años, y que se definirán en un plan de acción para el periodo 2018-2022, según detalló.

Los nuevos vehículos que se incorporan al CPB para mejorar y ser más eficientes en la lucha contra los incendios forestales son cuatro camiones todoterreno que cuentan capacidad para transportar 3.500 litros de agua, más que los vehículos convencionales, y disponen de sistemas de autoprotección en los bajos y la cabina del vehículo, según Espinosa.

Los vehículos estarán en los parques de Antequera, Vélez-Málaga, Ronda y Coín, para cubrir todo el territorio provincial, y, de esta manera, se incrementa en un 30 por ciento la capacidad operativa del Consorcio en materia de incendios forestales. Estos camiones se suman a las 14 autobombas rurales distribuidas en las cinco zonas operativas en las que está dividida la provincia.

«No va a ser fácil»

Bendodo explicó que la escasez de lluvias de los últimos años y las elevadas temperaturas que se han registrado en la provincia durante junio y julio han provocado que se incremente el riesgo de fuego en el monte. Además, aseguró que la campaña de verano del Consorcio «no va a ser fácil», debido a que «un invierno seco conlleva que el verano se puede complicar». En este punto, advertió que hay que permanecer alerta en agosto porque durante junio y julio de este año «se han incrementado en un 40 por ciento las actuaciones que ha llevado a cabo el CPB en relación a incendios forestales y agrícolas».

Fotos

Vídeos