El colegio Salliver y los institutos Pérez de Guzmán y María Zambrano, ganadores del certamen Jóvenes Promesas

Grupo de jóvenes premiados en la fase provincia./
Grupo de jóvenes premiados en la fase provincia.

La novena edición de este encuentro ha reunido a doce centros de Bachillerato de la provincia

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

El colegio Salliver de Fuengirola y los institutos Pérez de Guzmán (Ronda) y María Zambrano (Torre del Mar) han resultado ganadores de la novena edición de Jóvenes Promesas, un programa educativo que ha reunido a una docena de centros de Bachillerato de la provincia en un encuentro dedicado a resolver un reto de futuro en alza en nuestra sociedad: ¿debe el estado crear un sistema de alimentación público?

Jóvenes entre 16 y 18 años pudieron exponer sus ideas sobre la materia, estudiada previamente en sus aulas, y enriquecer sus conocimientos con una nueva experiencia y visiones de la problemática. El encuentro en su fase provincial se ha celebrado en las instalaciones de ESIC Málaga.

El Colegio Salliver (Fuengirola) ganó el premio Jóvenes Promesas Hablar Málaga, siendo reconocido como campeón provincial en esta categoría del programa. El IES Pérez de Guzmán (Ronda) y el IES María Zambrano (Torre del Mar) ganaron a su vez el premio Jóvenes Promesas Valores por destacar en cuanto a la convivencia durante el encuentro. Así, todos ellos suman puntos en un ranking de clasificación estatal en el que 130 centros educativos de toda España trabajan movilizando y cambiando su entorno para resolver retos de futuro y llegar a Jóvenes Promesas Global: un encuentro de cuatro días que se celebrará en Sevilla en el mes de junio, que reunirá a más de un centenar de jóvenes de todos los puntos del país para trabajar un nuevo reto.

Un momento de los debates en el centro ESIC de Málaga.
Un momento de los debates en el centro ESIC de Málaga.

Jóvenes Promesas es un programa para docentes y jóvenes de bachillerato que celebra en 2018 su novena edición en 24 provincias de España. En cada una de ellas, propone la resolución de un reto de futuro global para empoderar a los jóvenes y convertirlos en líderes mediante el fomento del pensamiento crítico y la participación social. Tres fases son las que conducen a los participantes en esta dirección: pensar, hablar y hacer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos