El Colegio de Abogados de Málaga quiere llevar la conciliación a los despachos

Lara es el decano de los abogados malagueños. /SUR
Lara es el decano de los abogados malagueños. / SUR

El decano de los letrados malagueños asegura que es el momento de cambiar las costumbres y que los letrados ganen en calidad de vida

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

El día a día devora las horas con rapidez. Pasan fugaces entre los juzgados y el despacho, mientras el teléfono móvil, insaciable, pone el sonido de fondo a la jornada. «Los letrados están enganchados 24 horas al día», asegura el decano del Colegio de Abogados de Málaga, Francisco Javier Lara, que revela el reto que tiene por delante la institución que representa: «Queremos llevar la conciliación a los despachos».

Buena culpa de la situación actual la tienen las nuevas tecnologías. «Se unen a la vorágine de los juicios y al trabajo de siempre. En los tiempos que corren de inmediatez, el cliente que escribe por WhatsApp o al correo electrónico quiere que la contestación sea inmediata. No entiende que sea fin de semana o la hora de comer y, si no le atiendes, se busca a otro. Como hay tanta competencia, es muy difícil que conciliemos», señala el decano.

Tampoco ayuda un sistema de trabajo de hace 40 años. Inmaculada Atencia, vicedecana y responsable de la Comisión de Conciliación e Igualdad del colegio, asegura que en este tiempo han cambiado muchas cosas en la sociedad, pero que el sistema es el mismo, lo que tiene efectos como el estrés en los trabajadores.

Atencia insiste en que hay que erradicar la cultura del presentismo, que asegura que está muy arraigada en los despachos de abogados: «No hay que echar 14 horas al día para obtener resultados, de hecho, con ocho hay estudios que muestran que el trabajador es más productivo».

El colegio ofrece su ayuda para guiar a los despachos que quieran avanzar en la conciliación

Ante esta situación, el Colegio de Abogados de Málaga apuesta por la conciliación. En este sentido, el decano explica que hay que huir de esa idea equivocada de que la conciliación es poder compatibilizar el trabajo con la hora de entrada y salida de los niños colegios, sino que es un aspecto «mucho más amplio», en el que se busca que la persona tenga tiempo para ella, independientemente de si tiene hijos o no o si está casado o soltero: «Es compatibilizar el trabajo con la vida».

«No se trata de trabajar menos, sino de hacerlo mejor», explica Lara, quien insiste que en su despacho nunca ha exigido a los trabajadores un horario concreto, sino resultados.

«Todos hemos mirado mal alguna vez a un compañero porque se levantaba del despacho y se marchaba. ¿Si ha hecho su trabajo qué problema hay? Tenemos que acabar con esa cultura», apunta la vicedecana.

Y para ello no hay mejor fórmula que dar ejemplo. El Colegio de Abogados de Málaga puso en marcha un proyecto para mejorar la conciliación de sus 38 trabajadores y recientemente ha aprobado un catálogo con una serie de medidas para ello.

Las medidas

Se concentran en media docena de apartados, que tratan aspectos como la calidad en el empleo, la flexibilidad temporal y espacial, el desarrollo profesional, el apoyo a la familia, la igualdad de oportunidades y el liderazgo.

En la batería de medidas, que fueron aprobadas por la Junta de Gobierno tras realizar una encuesta a los trabajadores del organismo, se ponen sobre la mesa aspectos como la flexibilidad horaria, a través de la que se dan facilidades a sus trabajadores, o la posibilidad de acumular horas extraordinarias de trabajo efectivo que hayan debido realizar por necesidades del servicio y compensarlas en días completos de descanso.

Aunque el catálogo de medidas está creado para los trabajadores del Colegio de Abogados, en la institución malagueña insisten en que, si ellos son capaces de avanzar en la conciliación con sus 38 trabajadores, los despachos también pueden hacerlo.

Para ello ofrecen facilidades. Atencia asegura que en la comisión que dirige están disponibles para echar una mano a aquellos despachos que quieran poner en marcha medias para la conciliación y facilitarles el proceso. «Nosotros tenemos las nuestras y cada uno encontrará, tras un estudio, las que mejor se adapten a sus necesidades», apunta.

El decano insiste en que los letrados tienen que cambiar sus costumbres: «No pretendemos que este cambio lo haga un despacho, sino toda la abogacía. Es el momento de que lo intentemos todos juntos, porque vamos a ganar en calidad de vida».

Reconocimiento a una institución

El Colegio de Abogados de Málaga ha pasado la auditoría que certifica el cumplimiento del sistema de conciliación EFR que otorga la Fundación Más Familia. Se trata de una herramienta de gestión única en el mundo que aporta una metodología sencilla y eficaz para posibilitar los procesos de conciliación en las empresas y organizaciones, según informaron desde el colegio. El acto de entrega oficial del certificado tendrá lugar próximamente en la sede del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos