El 80% de los ciudadanos de la provincia no sabe para qué sirve la Diputación

El primer Barómetro Provincial que realiza la Fundación Madeca revela que los malagueños son más optimistas que la media andaluza y española respecto a la situación económica

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Por primera vez la Diputación de Málaga, a través de la Fundación Madeca, ha realizado una encuesta de ámbito provincial -excluyendo a la capital- para conocer las opiniones de los malagueños sobre la marcha de la economía, los principales problemas que perciben en su entorno, el turismo y, ya de paso, el papel del propio ente supramunicipal. Y resulta que en este último aspecto los resultados no son precisamente alentadores. Sólo el 20% de los encuestados afirma saber cuáles son las competencias de Diputación; o en otras palabras, el 80% no sabe para qué sirve esta institución. El diputado de Desarrollo Económico y Productivo y presidente de Madeca, Jacobo Florido, admite que este dato da lugar a la "autocrítica", aunque justifica que probablemente sea debido "a que somos una institución de elección indirecta". "Ello nos debe llevar a un mayor esfuerzo de pedagogía”, concluye.

Eso sí, el 20% de ciudadanos que sí afirma conocer las competencias de Diputación atina bastante en su respuesta, pues destaca el apoyo a los pequeños y medianos municipios, la gestión de las carreteras secundarias de la provincia, el fomento de infraestructuras, la cultura, el ocio, el turismo o la gestión tributaria. Resulta también curioso -y sintomático del desconocimiento sobre las funciones de esta institución- que cuando se les pregunta cuáles deberían ser sus actuaciones prioritarias la respuesta más común (con un 35% del total) sea "el empleo en general", un área que no entra dentro de las competencias del ente supramunicipal. Para Florido, esta respuesta está vinculada "con la percepción del paro como principal preocupación en la provincia” y, en su opinión, debería "hacernos pensar sobre a dónde debe dirigir sus esfuerzos la institución".

La encuesta dirigida por Madeca revela que la percepción de la situación económica en la provincia es más positiva y optimista que en el conjunto de Andalucía y en España. El 70% de los participantes en el estudio califica la situación actual de regular o buena, dato que contrasta con la última oleada del CIS para el conjunto de España, con un 40% favorable a esta opinión; y también con la EGOPA de Andalucía, que refleja un apoyo del 25%. “Un aspecto importante de esta estadística es que la percepción es similar en todas las comarcas, lo que nos permite concluir que todos los territorios de la provincia experimentan mejoría en términos similares”, ha destacado Florido.

Esta diferencia de opinión pública entre la provincia, la comunidad autónoma y el conjunto del país se amplía también a la previsión acerca del estado de la economía dentro de un año. Florido ha explicado que el 75% de los malagueños cree que la situación será igual o mejor en 2018, mientras que un 11,3% la ve peor. La EGOPA eleva este concepto al 12,4% de la población, y el CIS, al 18,5%.

Eso sí, el paro sigue quitando el sueño a los malagueños. Es el principal problema para el 62% de los encuestados, seguido por "los políticos y la política en general", la corrupción, la sanidad y la calidad del empleo, por este orden. Por grupos de edad, los malagueños de entre 30 y 44 años (65%) y los que tienen entre 45 y 64 años (66%) son los más preocupados por el desempleo, mientras que la corrupción y la calidad del empleo destacan en la franja de 18 a 29 años.

El paro es el principal problema para todas las comarcas de la provincia, pero el porcentaje de respuestas fluctúa entre el 52% de la Costa del Sol occidental y el casi 70% de Antequera, mientras que la corrupción causa más preocupación en la Costa del Sol occidental que en cualquier otra zona, por motivos obvios.

Valoración de la industria turística

Esta primera entrega del Barómetro Provincial incluye preguntas sobre la valoración ciudadana del turismo. A modo de resumen, Florido ha explicado que el alojamiento, la hostelería, el servicio al cliente y el medio ambiente son los conceptos más valorados. Así, los alojamientos reciben una puntuación media de 7,74, con la mejor valoración en la Costa del Sol occidental (7,95), seguida de Málaga (7,87), Antequera (7,75), Valle del Guadalhorce (7,60), Ronda (7,59) y la Axarquía (7,54).

La hostelería, por su parte, encuentra también en la Costa del Sol occidental la mayor valoración (8,08 puntos). Málaga (8,04), Guadalhorce (7,85), Ronda - Sierra de las Nieves (7,84), Antequera (7,78) y la Axarquía (7,54) vienen por detrás en la valoración.

“Posiblemente, uno de los aspectos más valorados en la industria turística sea el servicio al cliente, que para casi la mitad de los encuestados está próxima al sobresaliente y se sitúa en 7,26 de nota media en el conjunto de la provincia”, ha asegurado Florido.

La oferta de ocio es considerada como notable por la mitad de los encuestados y como sobresaliente por otro 20% adicional, con el Valle del Guadalhorce como comarca líder. El diputado ha relacionado este dato con la rehabilitación y puesta en funcionamiento del Caminito del Rey.

Respecto a la red de comunicaciones, recibe una nota de 7 sobre 10 de forma mayoritaria. La seguridad, “cuestión vital para el destino turístico”, recibe principalmente notas de 7 y 8. En lo que respecta a la relación calidad-precio, de nuevo el notable es la nota mayoritaria, con especial protagonismo de la comarca de la Axarquía.

La señalización turística, la limpieza y la calidad de las playas, en cambio, no llegan al notable. “Los encuestados perciben una capacidad de mejora que las instituciones tenemos que considerar por ser cuestiones clave”, ha dicho Florido. Por último, los parajes y espacios naturales son muy valorados en esta encuesta, con una media de 7,55 puntos.

Este Barómetro Provincial se ha efectuado a partir de 1.800 entrevistas con carácter provincial, exceptuando Málaga capital. Se trata de una encuesta mixta, con entrevistas telefónicas y presenciales con cuestionario estructurado. El muestreo es aleatorio estratificado, con selección de individuos realizada mediante rutas aleatorias y cuotas de territorio, sexo y edad (que definen los estratos). El error muestral es inferior al 3% para el conjunto de la muestra.

Fotos

Vídeos