Intervenidas más de cinco toneladas de hachís a una red de narcotráfico que operaba desde Málaga

Agentes en uno de los registros domiciliarios. / SUR

La organización ha quedado desmantelada tras la detención de 28 personas

SUR

La Guardia Civil, en el marco de la operación 'Carisma' y la colaboración de policías franceses, ha detenido a 28 personas de distintas nacionalidades integrantes de una organización criminal internacional dedicada a la distribución y comercio de grandes cantidades de droga en Europa.

En los 12 registros practicados, se han incautado más de cinco toneladas de hachís, más de 300 kilos de marihuana y más de medio millón de euros en metálico, entre otros efectos.

La investigación se inició en 2015, cuando se detectó en la provincia de Málaga la presencia de una célula de esta red, que disponía de varias ramificaciones en distintos puntos de la geografía española y francesa. Una vez identificados los miembros de la rama de Málaga, se pudo determinar como la misma era la matriz de las otras y la encargada de la recepción, custodia y posterior transporte del hachís al extranjero, según apunta la Guardia Civil en una nota de prensa.

También se pudo comprobar la existencia de otras dos ramas de la organización ubicadas en la provincia de Granada, que estaban directamente conectadas a la matriz, cuya función era la de cultivar y procesar grandes cantidades de marihuana que posteriormente transportaban por todo el territorio nacional y a países europeos.

Debido a las ramificaciones internacionales que tenía la organización, se creó en Eurojust un equipo conjunto de investigación formado por agentes del Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, de la Oficina Central para la Reprensión del Tráfico Ilícito de Estupefacientes francesa (OCRTIS) y de la Brigada Antidroga de la Dirección Regional de la Policía Judicial de Versalles.

Parte del dinero incautado. / SUR

La organización, que en España estaba dirigida por un individuo de origen marroquí afincado en Fuengirola, adquiría el hachís contactando directamente con proveedores de Marruecos y la marihuana con otros proveedores que la elaboraban y procesaban en la provincia de Granada.

Una vez que llegaba el hachís a España era custodiado en distintas ubicaciones de la provincia de Málaga, a la espera de recibir grandes cantidades de marihuana procedente de la célula de Granada. Ambas sustancias eran envasadas, empaquetadas y ocultas entre mercancías de uso legal, comenzando así el transporte de la droga hasta su destino final.

La Guardia Civil señala que el transporte se realizaba bien en camiones de una empresa de transportes vinculada a la organización criminal o bien en vehículos de una empresa de alquiler propiedad de dos miembros de la organización, algunos de ellos con dobles fondos.

En el transcurso de la operación, 28 personas de nacionalidades española, marroquí, francesa y holandesa vinculadas presuntamente con la red fueron detenidas y se aprehendieron 5.213 kilogramos de hachís, 390 kilogramos de marihuana, 522.410 euros en metálico, un arma de fuego del calibre 45, 19 turismos, 3 camiones, 2 semirremolques y 1 ciclomotor. El valor de lo incautado asciende a 10 millones de euros.

La operación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 8 de Málaga y por el Tribunal de Gran Instancia de París, realizándose intervenciones policiales en las localidades de Coín, Alhaurín el Grande, Marbella, Fuengirola y Mijas en la provincia de Málaga; en Loja, Güevéjar y Motril en la de Granada; en Algeciras (Cádiz) y en las localidades francesas de París, Poitiers, Fresnay L’Eveque y Biriatou, además de Lijnden en Paises Bajos.

Fotos

Vídeos