Los ciclos de FP, una alternativa que gana adeptos

Casi todos los centros reciben al menos el doble de solicitudes que plazas de las que disponen

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Los estudios relacionados con la restauración y la cocina son muy demandados por los jóvenes, que saben de sus grandes posibilidades de inserción laboral. En los institutos con ciclos formativos en hostelería y turismo, tanto de grado medio como superior, así como otros centros formativos dependientes de ayuntamientos, de la Junta o el Estado, e incluso iniciativas privadas, estudiaron durante el curso pasado cerca de dos mil alumnos. Pero más del doble de esta cifra se queda fuera por falta de plazas, ya que casi todos los centros reciben al menos el doble de solicitudes que plazas de las que disponen. Prueba de esta alta demanda es, por ejemplo, el incremento de la oferta educativa en el IES Rosaleda, que este curso oferta un ciclo de grado Medio de Cocina y Gastronomía y un ciclo Superior en Dirección de Cocina.

El lunes se inició el curso en la escuela de Benahavís Sabor a Málaga, una iniciativa del Ayuntamiento de la localidad, la Mancomunidad de la Costa del Sol y la Diputación. 45 jóvenes se formarán en cocina (dos cursos) y sala. También cuenta con el distintivo Sabor a Málaga la Escuela de Hostelería y Turismo Castillo del Marqués, con unos 55 alumnos entre primer y segundo del grado Medio de Cocina y Gastronomía y de Servicios de Restauración y los dos de grado Superior, de Gestión de Alojamientos y Guías. El responsable de la escuela, Antonio Garrido, asegura que reciben casi dos solicitudes por plaza, una demanda sostenida en los últimos años. La escuela abrirá su restaurante el próximo octubre. Benahavís abrirá el próximo noviembre, como el restaurante del Rosaleda. El restaurante Jacaranda abrirá como en cursos anteriores miércoles y jueves.

Fotos

Vídeos