La saturación del tren de Cercanías obliga a barajar un trazado nuevo hasta Marbella

Viajeros suben a un tren de la línea de Cercanías de la Costa, en Málaga. /Sur
Viajeros suben a un tren de la línea de Cercanías de la Costa, en Málaga. / Sur

Un tercio de la línea ferroviaria entre Málaga y Fuengirola todavía tiene vía única y sin planes a corto plazo para su desdoblamiento

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La saturación de la red de Cercanías del Núcleo de Málaga, según desvela Fomento en una respuesta parlamentaria a Ciudadanos, siembra dudas sobre los planes de ampliación hasta Marbella y obliga a barajar un trazado nuevo. Este grupo, junto con el del PSOE, pidieron explicaciones ayer mismo mediante preguntas escritas al Gobierno sobre sus planes en la actual infraestructura ferroviaria; mientras que el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, fue más contundente y reclamó al Ministerio que estudie una línea directa –independiente del trazado actual– para que los trenes sean realmente competitivos en tiempo de trayecto y frecuencias frente al coche.

Noticias relacionadas

De entrada, el elemento que más interrogantes plantea es el hecho de que la línea actual de la C-1 todavía tiene 10,1 de sus 30 kilómetros con vía única. Esto es, en el 35% del trazado no pueden circular dos trenes a la vez en sentidos diferentes. La frecuencia actual, de 20 minutos, y el tiempo de trayecto, de 45, se deben precisamente a la existencia de estos cuellos de botella. Por tanto, como esgrimen varios ingenieros consultados y los grupos de la oposición, lo primero que tendría que hacer el Ejecutivo es plantearse terminar el desdoblamiento completo. Algo que, por otra parte, es muy difícil, dada la proximidad de las viviendas, que fue la causa por la que no se acometió en 2006-2007, como el resto.

No se puede perder de vista que el año pasado los trenes de Cercanías movieron en Málaga a 10,5 millones de viajeros, de los que el 94% tenía como destino la Costa del Sol. Si llegara hasta Marbella, las previsiones apuntan a unos 36 millones de usuarios, esto es, más del triple.

Vía independiente

Para el alcalde, la saturación actual del Cercanías no es negativo, sino todo lo contrario, ya que «puede servir como elemento de impulso a la hora de abordar futuras actuaciones». Así, fue contundente al reclamar que la llegada del tren a Marbella no debería lograrse por la extensión de las vías actuales, sino con otra línea alternativa y de mayor capacidad. De la Torre reiteró que la alternativa debería pasar por «plantear una vía alternativa y distinta con más prestaciones y velocidad, que pueda conectar en poco tiempo el eje Málaga-Marbella». Además, debería tener su epicentro en el Aeropuerto. En este sentido, comentó que ya ha hablado con el Ministerio sobre este asunto y el Ayuntamiento está dispuesto a complementar los estudios que ya se han realizado. «El Ministerio no está parado, ni nosotros tampoco», incidió.

Fomento argumenta que se podrían hacer mejoras en el trazado actual hasta Fuengirola

Por su parte, un portavoz de Fomento aseguró que el estudio informativo que se está elaborando actualmente de extensión del Cercanías a Marbella «se centra sólo en este tramo» (esto es, desde Fuengirola hasta aquella ciudad), «pero no es incompatible con otras actuaciones de mejora que se quieran acometer en el eje Málaga-Fuengirola, para aumentar su capacidad, si hubiera una demanda que lo justificase». Sobre la respuesta parlamentaria a Ciudadanos, esgrimieron que la pregunta se hizo para una situación concreta en la que se produce un incremento de demanda motivado por la feria de Álora, y el incidente al que hace alusión la pregunta se produjo en la línea C-2 (la del Guadalhorce) y no en la C-1, que es la que se quiere prolongar.

En cambio, el diputado que motivó este pronunciamiento, Guillermo Díaz, reiteró que en el documento no hace diferenciaciones entre una y otra, sino que se habla del Cercanías de Málaga en general; y además hace referencia expresa a la de Fuengirola, que es la única que tiene una frecuencia de 20 minutos. «Nos ha resultado extraño, es una contestación del Gobierno que no cabe lugar a interpretaciones y dice que la infraestructura ferroviaria se encuentra al máximo de su capacidad. La literalidad de la respuesta era esa».

Dudas de la oposición

Por ello, Díaz ha planteado una nueva pregunta –más directa– para contrastar, por si acaso en la anterior había algún error, en un acto de «buena fe». Así, pide al Ejecutivo que se pronuncie sobre si la línea, «en su situación actual, está en condiciones de asumir más poblaciones y destinos». Además, plantea si sería necesario «acometer actuaciones de calado previas».

Por su parte, el diputado del PSOE por Málaga, Miguel Ángel Heredia, salió ayer al paso de la información de SURy ha presentado otra batería de cuestiones al respecto. En las mismas, considera que, pese a ser la C-1 de las más rentables a nivel nacional, «la provincia de Málaga ha recibido menos del 1% de inversión de Cercanías desde que Rajoy llegó al Gobierno». El diputado socialista asegura que se destinan poco más de un millón de euros al año para esta infraestructura, incluidos los estudios para la ampliación a Marbella. «¿Cómo explica el Gobierno el sectarismo inversor con las Cercanías de Málaga, que se encuentran a la cola de la inversión a nivel nacional?», se pregunta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos