El campo recibe las últimas lluvias con optimismo aunque no alejan el peligro de la sequía

Daños producidos por la tormenta del pasado lunes en el término municipal de Cuevas de San Marcos/SUR
Daños producidos por la tormenta del pasado lunes en el término municipal de Cuevas de San Marcos / SUR

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA ven «muy positivas» las precipitaciones para el olivar aunque advierten de que los problemas siguen

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Las previsiones meteorológicas no se cumplieron del todo y, al final, los niveles de lluvia estuvieron muy lejos de lo esperado. La Depresión Aislada en Niveles Altos (Dana), conocida popularmente como ‘gota fría’, que el pasado lunes descargó con cierta fuerza en el interior de la provincia, especialmente en las comarcas del Valle del Guadalhorce y Antequera, ha sido recibida «como agua de mayo» por el sector agrícola malagueño, que advierte, no obstante, de que la amenaza de la sequía en el campo y para la ganadería sigue muy presente.

No en vano, las tormentas apenas dejaron 50 litros en municipios como Humilladero, Mollina, Villanueva de Algaidas, Archidona o Antequera, que además se concentraron en apenas dos horas. Eso sí, las descargas se produjeron en las cabeceras de los embalses, lo que ayudó a mejorar algo sus reservas, aunque apenas consiguieron ganar un hectómetro cúbico. En todo caso, estas inusuales precipitaciones en agosto fueron recibidas «muy positivamente» por las principales organizaciones agrarias en la provincia, como Asaja, COAG y UPA. No obstante, sus responsables advirtieron ayer de que el fantasma de la sequía sigue muy presente, por lo que confiaron en que el otoño y el invierno que se avecinan sean húmedos, de manera que se ponga fin a la sequía.

La sequía ha reducido en un 3% el rendimiento del olivar en los tres últimos años, según UPA Málaga

«La mayor parte de las precipitaciones cayeron en la comarca de Antequera donde se llegaron a registrar episodios leves de granizo, que no han sido tan virulentos como para provocar destrozos en las cosechas, y que han podido ser absorbidos de manera positiva por los cultivos», explicó el presidente de Asaja en Málaga, Baldomero Bellido.

Por su parte, desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), su secretario general en la provincia, Francisco Moscoso, destacó que el sector más beneficiado será el olivar, especialmente el de verdeo y de mesa, cuya recolección comenzará en un mes aproximadamente. Así, en el caso de la aceituna para molturación y obtención de aceite de oliva apuntó que la sequía de los tres últimos años ha reducido en un 3% el rendimiento por kilo, pasando del 21% al 18%.

Las precipitaciones torrenciales también dejaron algunos daños en caminos rurales en municipios como Villanueva de Algaidas, Cuevas de San Marcos, Cuevas Bajas, Humilladero, Mollina o Archidona, cuyos consistorios están tratando de repararlos a marchas forzadas. «Las carreteras principales se limpiaron rápidamente, pero ahora faltan los caminos rurales, que dependen de los ayuntamientos», comentó Moscoso.

Los agricultores malagueños se encuentran en plena recolección de almendras, viñas y mangos, cultivos que no han visto afectados por este fenómeno de lluvias en agosto, «más allá del parón de uno o dos días que sufra la viña en la zona norte», dijo Bellido, quien destacó que el cultivo más beneficiado por estas últimas lluvias ha sido el olivo de mesa. «Los árboles estaban sufriendo la prolongada sequía que se ha visto, en parte, paliada en la zona norte de Málaga», agregó el presidente de Asaja.

Por su parte, el secretario provincial de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Antonio Rodríguez, destacó a este periódico que las lluvias «mitigarán algo la sequía para el ganado, que está sin pastos». «Aunque en general ha caído muy poca agua en la provincia, por lo que tenemos muchos problemas de abastecimiento para el ganado en las zonas del Valle del Guadalhorce y de la Alta de la Axarquía», apostilló el dirigente agrario.

Descenso de los robos

Por otro lado, el presidente de Asaja Málaga quiso destacar ayer «el descenso» de los robos en las explotaciones agrícolas y ganaderas, «como consecuencia del trabajo realizado por los grupos ROCA de la Guardia Civil», matizó. En este sentido, Bellido recordó a los socios de Asaja la necesidad de denunciar los robos que sufran en sus explotaciones «para que la actuación de los cuerpos de seguridad sea posible y efectiva», apostilló.

Fotos

Vídeos