La caída de la natalidad se acelera en Málaga y ya casi hay tantas muertes como nacimientos

Casi el 19% de los niños nacidos son de madre extranjera. /Reuters
Casi el 19% de los niños nacidos son de madre extranjera. / Reuters

En el primer semestre vinieron al mundo 6.728 bebés en la provincia, mientras que los fallecimientos ascendieron a 6.654

NURIA TRIGUERO

La provincia de Málaga escapa, pero por los pelos, del crecimiento vegetativo negativo que se ha instalado ya en la mayoría de regiones españolas. En palabras sencillas, esto quiere decir que en Málaga siguen naciendo más personas de las que mueren, a diferencia de lo que ha empezado a ocurrir tanto en el conjunto nacional como en el andaluz. Pero ese saldo entre nacimientos y fallecimientos se viene reduciendo progresivamente en las últimas décadas y en el primer semestre de este año ha llegado a ser peligrosamente pequeño. Entre enero y junio nacieron 6.728 bebés en la provincia, mientras que los fallecimientos ascendieron a 6.654. La diferencia entre ambas cifras es de apenas 74, cuando en el mismo periodo del año pasado era de 631.

Este acercamiento entre las cifras de nacimientos y defunciones se debe tanto a una caída de la natalidad como a un aumento de la mortalidad. Los hospitales de la provincia registraron en el primer semestre un 5,6% menos de nacimientos que en el mismo periodo de 2016; o lo que es lo mismo, 403 bebés menos. Al mismo tiempo, repuntaron un 3% los fallecimientos, según publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística. Este organismo matiza que los primeros semestres de cada año se caracterizan por tener mayor mortalidad y menor natalidad que los segundos.

-5,6% es la caída que ha experimentado la natalidad durante el primer semestre en la provincia el dato

A nivel nacional, el primer semestre de 2017 continuó con la tendencia registrada en los dos últimos años de menos nacimientos y más defunciones: entre enero y junio nacieron 187.703 personas (un 6,3% menos que en el mismo período del año anterior) y murieron 219.835 (un 4,5% más). Por tanto, la caída de la natalidad y la subida de la mortalidad es más intensa a nivel nacional que en Málaga.

Estos datos llevan a un saldo negativo en el crecimiento vegetativo de la población de 32.132 personas durante la primera mitad del año. Esta cifra es más desfavorable que la del mismo período de 2016, en el que la diferencia entre nacimientos y muertes fue negativa en 10.145 personas. Esto es debido, sobre todo, a la mayor mortalidad registrada en estos primeros seis meses de 2017, especialmente en enero.

Este año continúa la tendencia decreciente en el número de nacimientos desde 2008, sólo interrumpida por el leve incremento de 2014. Además, es destacable que el número de nacimientos de madres extranjeras supuso el 18,7 % del total.

Respecto a las comunidades autónomas, sólo aumentaron los nacimientos en la ciudad autónoma de Melilla (1,2 % más). Por el contrario, Castilla y León, con un 9,4 % menos; Castilla-La Mancha (8,2 % menos); y Comunidad de Madrid, con un 7,9 % menos, registraron los mayores descensos. Las defunciones se incrementaron en todas, con destacados incrementos en la ciudad autónoma de Ceuta (11,3% más), Aragón (9,3% más), La Rioja (7,1% más) y Castilla y León (7% más).

El saldo vegetativo sólo fue positivo en tres comunidades autónomas: Madrid (con una variación del 2,7%), Región de Murcia (3,4%) e Islas Baleares (6,1%), así como en Ceuta (11,3%) y Melilla (3,5%).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos