«No hay que arrebatarles a los pacientes la posibilidad de decidir sobre su futuro»

Presentación del congreso en Málaga. /
Presentación del congreso en Málaga.

Málaga acoge hoy el VII Congreso Nacional de Alzhéimer, un punto de encuentro y un foro de reflexión sobre la enfermedad

ÁNGEL ESCALERAMálaga

La presidenta de la Confederación Española de Alzhéimer (CEAFA), Cheles Cantabrana, explicó que el VII Congreso Nacional de Alzhéimer es un punto de encuentro y un foro de reflexión para hablar sobre los temas que preocupan a las asociaciones de familiares y a los profesionales. El lema del congreso es ‘Sigo siendo yo’. El objetivo es poner el foco de atención en los pacientes de alzhéimer que están en una fase muy inicial de la enfermedad para que «no se les estigmatice ni se les arrebate la posibilidad de tomar decisiones sobre su futuro», subrayó Cheles Cantabrana. Hasta el 10 por ciento de los enfermos de alzhéimer tienen menos de 65 años. En ese sentido, la presidenta de CEAFA dijo que hay que perder el miedo a acudir al médico con rapidez si surgen síntomas de la enfermedad, ya que es fundamental lograr un diagnóstico temprano para conseguir retrasar el avance del alzhéimer.

Noticia relacionada

Cantabrana recalcó que el congreso es participativo y sirve de cohesión al tejido asociativo. Asimismo, se refirió a la importancia de la próxima aprobación del Plan Nacional del Alzhéimer.

La presidenta de la Confederación Andaluza de Federaciones de Familiares de Enfermos de Alzhéimer y otras Demencias (ConFEAFA), Angela García Cañete, destacó el buen trabajo que se desarrolla en los congresos. Por su parte, la concejala Francisca Bazalo aseguró que el Ayuntamiento de Málaga «nunca va a dar la espalda al alzhéimer» y ensalzó la labor que lleva a cabo Paloma Ramos al frente de AFA.

La vicepresidenta segunda de la Diputación, Ana Carmen Mata, expresó que hay que apoyar a las asociaciones de familiares y mencionó la importancia de conseguir diagnósticos precoces y de seguir avanzando en la investigación para encontrar nuevos fármacos contra la enfermedad. «Los familiares son unos auténticos héroes que luchan para que los pacientes de alzhéimer lleven una vida digna», dijo Mata.

En España hay 1.200.000 personas con alzhéimer, unas 114.000 son andaluzas. Si se suma también a los familiares, más de cinco millones de españoles se ven afectados por esa enfermedad neurodegenerativa. Uno de los principales problemas es que desde que los familiares sospechan de la presencia del alzhéimer hasta que se confirma el diagnóstico pasan hasta dos años por la lentitud y burocracia del sistema sanitario público.

Fotos

Vídeos