Aprendices de sabios

El profesorJosé María Pérez Pomares, con los participantes en su taller sobre Zoología.
El profesorJosé María Pérez Pomares, con los participantes en su taller sobre Zoología. / Paula Hérvele

Estudiantes de Secundaria y Bachillerato participan en los talleres diseñados para alumnos de altas capacidades en la Universidad de Málaga

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Desde la Zoología a la Estadística, desde la Informática al Derecho, sin olvidar la Física o la Psicología. Todas las áreas del conocimiento se abordan en los 30 talleres del programa de Talleres Mentor ‘GuíaMe-Altas Capacidades de la Universidad de Málaga’, con el que se trata de incentivar la vocación científica de jóvenes estudiantes de Secundaria (a partir de tercero) y Bachillerato que previamente han sido diagnosticados como estudiantes con altas capacidades.

Paloma Merino ha terminado segundo de Bachillerato con 16 años (primero de la ESO lo hizo en un mes, y continuó con segundo). Ha estudiado en el IES Jacaranda, de Churriana, y su testimonio es muy ilustrativo. Ha participado en los últimos cuatro años en estos talleres, que ella considera «simplemente... increíbles», afirma sin género de dudas. Y hace una comparación a la altura de la capacidad intelectual de estos chicos y chicas: «Me gusta compararlo con el mito de la caverna de Platón, donde la caverna es la ESO y la salida al mundo real es GuíaMe». Ha sido gracias a estos talleres «y a algún profesor enamorado de su trabajo como descubrí mi pasión por la genética», afirma, de tal manera que si su nota de la prueba de evaluación de Bachillerato se lo permite, quiere estudiar el grado de Bioquímica.

Elección de itinerarios

La profesora García Román, del equipo gestor de los talleres, asegura que el programa ha ayudado a los estudiantes a decidir qué área de conocimiento es más de su agrado y, por tanto, les ha ayudado en la elección de los itinerarios en el Bachillerato, «además de aumentar la motivación académica y mejorar en su rendimiento actual». A este respecto, la opinión de Paloma es muy elocuente: «Los talleres, a los que acudo desde los 12 años, han sido mi razón para seguir estudiando, cuando más me planteaba desistir», se sincera Paloma. Considera la joven que «este sistema educativo está lleno de profesores incompetentes que no tienen ni idea de docencia, y mucho menos de cómo tratar a un niño con altas capacidades».

«Los estudiantes participan con tanto entusiasmo que a veces cuesta acabar el taller» José M. Pérez Pomares (profesor)

«Es una idea fantástica, pero creo que debería abrirse a otros alumnos» Gabriel Auñón (1º. Bachillerato)

«Los talleres han sido mi razón de seguir estudiando cuando me planteé dejarlo» Paloma merino (2.º Bachillerato)

«Es una iniciativa muy interesante para fomentar la investigación entre los jóvenes» Enrique Aycart (1º. Bachillerato)

Paloma ha participado, entre otros, en el taller titulado ‘Animales sobre los que investigar, animales con los que investigar’, que ha impartido José María Pérez Pomares, uno de los profesores que participan desde hace años como mentor. Considera que estos chicos y chicas de GuíaMe tienen una gran motivación, lo que les permite «acercarse a distintos aspectos del conocimiento con una perspectiva distinta a la del resto de alumnos de Secundaria». Y dice que participan con tanto entusiasmo en los talleres que «¡a veces cuesta acabarlos!».

Cuestionarios para los niños que pasan a Primaria y Secundaria

Los niños y niñas que el próximo curso pasan de nivel, en concreto los que inician la Primaria y la Secundaria, están llevando estos días a sus casas un cuestionario para que las familias contesten a unas preguntas con las que se pretende detectar posibles casos de niños con altas capacidades. El objetivo es llevar un seguimiento de estos niños, que puede desembocar o no en un diagnóstico futuro. En función de los resultados, que se suben a la plataforma Séneca, los profesores sabrán qué alumnos pueden tener unas circunstancias especiales que merezcan una atención especial. María Rodríguez, presidenta de la Asociación Malagueña para el Apoyo de las Altas Capacidades Intelectuales, ASA, explica que desde hace varios años se hacen estas encuestas, pero que desde 2015 los niños de altas capacidades ya están incluidos entre los de necesidades educativas especiales. Este seguimiento individualizado persigue detectar estos casos y tratarlos de manera prematura. En muchas ocasiones, explica, las altas capacidades llevan al fracaso escolar, pues son estudiantes que pueden aburrirse en clase. Indica que entre las niñas es más difícil de detectar altas capacidades, ya que «se ocultan para ser aceptadas».

Una idea «fantástica»

Este ha sido el segundo año de los talleres para Gabriel Auñón, estudiante de primer curso de Bachillerato en el IES Huelin. Considera que es una idea «fantástica», ya que fomenta el conocimiento entre los jóvenes y también «crea lazos entre ellos». Pero también hace crítica, ya que entiende que los temas que se tratan «son tan interesantes», que deberían estar abiertos a todos los estudiantes, y no solo a los de altas capacidades. Para su compañero de curso y de instituto Enrique Aycart ha sido el primer año de los talleres GuíaMe-AC-UMA. Señala que es una iniciativa «muy buena para fomentar la investigación entre los jóvenes». Y que para los que están en Bachillerato y tienen que elegir una carrera universitaria «nos viene muy bien para orientarnos en diferentes campos universitarios y conocer las materias que se cursan e investigan en la universidad, así como el profesorado que las imparte». Y apunta que tras los talleres «puedes seguir en contacto vía correo electrónico con el profesorado, lo que te da la posibilidad de preguntar cualquier cosa acerca de su profesión, carreras de su campo profesional, dudas acerca de la materia, etcétera», algo que agradece enormemente.

Dolores García Román realiza una valoración «muy positiva» de este programa de apoyo y motivación hacia los estudiantes con altas capacidades. «Desde que, en el 2010, oferté el programa de enriquecimiento extracurricular de Talleres Mentor-AC-UMA a la Universidad de Málaga, las personas que nos comprometimos en su puesta en marcha y en su desarrollo, valoramos de excelentes las ediciones pasadas», señala. Desde el principio, «hemos creído en las bondades y efectos positivos del programa para el alumnado de altas capacidades intelectuales, las familias, las instituciones y la sociedad en su conjunto», por lo que este año se ha preparado una edición «renovada», con los apoyos institucionales de la Universidad y la Delegación de Educación.

Convenio con ASA

Son muchas las personas que han contribuido al éxito del programa a lo largo de estos años. La profesora García Román menciona, entre otros, al equipo gestor-técnico del que, además de ella, forman parte Serafina Castro, Enrique Viguera y Diego Tomé; a Encuentros con la Ciencia, financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología y coordinado por Enrique Viguera –del que GuíaMe-AC-UMA forma parte–; así como instituciones como la propia Universidad de Málaga, su Fundación General y la Asociación Altas Capacidades Intelectuales, que mantiene un convenio de colaboración con la UMA, renovado el pasado mes de febrero. La profesora García Román hace una mención muy especial al equipo de profesorado mentor, «pues sin su excelente concurso nada hubiera sido ni sería posible».

Fotos

Vídeos