Agricultura insta al Gobierno a ejecutar las obras de interés general pendientes en Málaga para paliar la sequía

El consejero de Agricultura responde a los medios, hoy en Málaga. /Fernando González
El consejero de Agricultura responde a los medios, hoy en Málaga. / Fernando González

El consejero Rodrigo Sánchez asegura que ello disminuirá de manera importante el déficit hídrico de todas las provincias andaluzas

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, ha instado hoy en Málaga al Gobierno de España a ejecutar las obras declaradas de interés general del Estado pendientes en la provincia y que por tanto son competencia de la Administración central convencido de que con la ejecución de tales infraestructuras se paliará de manera importante el importante déficit hídrico que arrastran todas las provincias andaluzas. Aunque no ha mencionada ninguna obra en concreto, entre las actuaciones declaradas de interés general del estadio se encuentran el recrecimiento de la presa de la Concepción y la corrección de los vertidos salinos al embalse del Guadalhorce, aunque ambas actuaciones figuran en el Plan Hidrológico de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas para el horizonte 2027.

Sánchez Haro ha realizado estas declaraciones con motivo de su participación en una reunión con las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera de las cuatro provincias de Andalucía oriental en la sede de la Delegación territorial de Agricultura de Málaga. El consejero ha anunciado una reunión la próxima semana entre Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Medio Ambiente y los regantes para buscar medidas que ayuden a paliar la situación de sequía por la que atraviesa la provincia y para analizar también las necesidades de los productores.

Según ha señalado, desde la Consejería se está «tratando la sequía» con medidas como las bonificaciones en los intereses de los préstamos de los agricultores y ganaderos o el programa de desarrollo rural, y ha asegurado que desde la Junta se ha pedido al Gobierno que elabore una ley nacional para tratar el agua desalada.

El titular de Agricultura se ha referido a la sequía y el déficit hídrico actual de «situación novedosa», y ha anunciado que desde la Consejería se está apostando y apoyando medidas para hacer más eficientes lo regadíos, mejorar la eficiencia energética y la autoproducción energética, con líneas de ayudas por importe de 66 millones para toda Andalucía. El problema, según los agricultores, es que muchas comunidades de regantes no pueden acceder a estas ayudas por no estar totalmente reconocidos por la administración andaluza.

Sánchez no ha querido desvelar si desde su departamento se establecerán ayudas para el sector subtropical, que es el primero en sufrir las restricciones de agua debido a la sequía. A partir del 1 de diciembre la Axarquía, que es la principal comarca productora de subtropicales, verá reducida su dotación de agua para riego del embalse de La Viñuela un 60 por ciento.

Sobre la demanda de asociaciones agrarias como UPA y GOAG Málaga de contar con ayudas para pagar las cubas con las que muchas explotaciones ganaderas de la provincia tienen que abastecer al ganado, Sánchez ha manifestado que ya existen ayudas directas para esta cuestión. Sin embargo, hace sólo una semana las dos asociaciones demandaban ayudas con esta finalidad.

Aceituna negra

El consejero de Agricultura ha criticado por otra parte la «situación de injusticia» del planteamiento del Gobierno de EEUU en relación con la imposición de aranceles extraordinarios a empresas españolas que exportan aceitunas negras. No obstante, ha lanzado un mensaje de «tranquilidad», ya que «estamos convencidos de que tenemos razón en lo que estamos diciendo, que las ayudas de la UE que se aportan al sector son ayudas legales».

Sánchez Haro ha insistido en que es un asunto «para nosotros bastante relevante», reiterando que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, «ha estado reunida con la comisaria europea de Comercio» y también «nosotros estamos en continúa colaboración con el Ministerio y con la asociación y con las empresas afectadas».

Ha explicado, al respecto, que «nos han requerido una cantidad ingente de documentación», y ha sido aportada. En este punto, ha sostenido que lo que plantea el Gobierno de Estados Unidos «es una situación injusta».

«Consideramos que lo que pretende las dos empresas californianas que presentan la denuncia es obtener una ventaja competitiva, que daría lugar una vez que se hayan establecido los aranceles para la entrada de nuestros productos en el mercado norteamericano», ha declarado.

Sánchez ha defendido la legalidad de las ayudas, y ha señalado que además están recogidas y establecidas en la Organización Mundial del Comercio. “No tienen nada que ver con la producción».

Para el consejero, con los aranceles lo que se produce es «una desventaja competitiva a nuestras empresas en el mercado americano», al tiempo que ha incidido en que se tiene que tener en cuenta que «nuestras empresas tienen el 33 por ciento del mercado y son de las principales que hay ahora mismo allí, que exportan a EEUU, que tienen una parte importante en ese mercado», por lo que «se le está causando un perjuicio a nuestras empresas y una desventaja competitiva con el establecimiento de estos aranceles».

Sánchez Haro ha explicado, además, que el Gobierno andaluz, en colaboración, con el Ministerio de Agricultura y la UE ha preparado toda la información, por lo que «a partir de ahora vendrá todo el proceso de verificación y, a partir de ahí, probaremos que las ayudas son ajustadas a derecho, son legales, recogidas por la Organización Mundial del Comercio y, por tanto, esta situación es injusta».

El consejero ha transmitido un mensaje de «tranquilidad» y ha recordado que en la Consejería «tenemos un equipo de profesionales que llevan muchos meses trabajando», ya que, como ha afirmado «se han estado cuestionando ayudas hasta del año anterior a los 90», por lo que «esa información hay que depurarla, tratarla y trasladarla al Gobierno de EEUU. Ahora mismo se está aportando esa documentación y el siguiente paso será verificarla y en el mes de marzo vamos viendo como se va evolucionando», ha señalado el consejero andaluz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos