Aemet amplía el aviso naranja por fuertes lluvias hoy en Málaga

Socavón en la carretera entre Salares y Archez./SUR
Socavón en la carretera entre Salares y Archez. / SUR

Se extiende hasta las 18.00 horas en la capital, Costa del Sol y Valle del Guadalhorce; hasta las 13.00 horas en Ronda y se incluye a la zona de la Axarquía hasta las 21.00 horas

IGNACIO LILLO , AGUSTÍN PELÁEZ y RAQUEL MERINOMálaga

El Centro Meteorológico de Aemet en Málaga ha ampliado el aviso naranja por fuertes lluvias hasta las seis de la tarde en Málaga capital, Costa del Sol y Valle del Guadalhorce. En concreto, se pueden producir acumulados de hasta 80 litros por metro cuadrado en doce horas. Además, durante la mañana ha extendido el aviso naranja a la zona de la Axarquía hasta las 21.00 horas, mientras que en Ronda se mantendrá activo hasta las 13.00 horas, por lluvias que pueden dejar hasta 30 litros por metro cuadrado en una hora.

Además, existe otro aviso por el riesgo de que se acumulen hasta 20 l/m2 en sólo una hora (amarillo), hasta las 00.00 horas del sábado en la capital, Costa del Sol, Guadalhorce, Axarquía, comarca de Antequera y Ronda. Y es que durante el resto de la jornada seguirá lloviendo con cierta intensidad, según Aemet, y se pueden acumular hasta 50 litros hasta la próxima medianoche. Asimismo, persiste el riesgo de viento fuerte y de temporal marítimo.

Según los últimos datos de la Red Hidrosur de la Consejería de Medio Ambiente actualizados a las once de esta mañana, llueve con intensidad en Marbella, Ojén y la Sierra de Mijas, donde en sólo una hora se han llegado a contabilizar 15, 22 y 14 litros por metro cuadrado, respectivamente. Pero no son los únicos datos destacados. En las últimas doce horas, se han registrado 53,80 litros, en Estepona; 66,60, en Pujerra; 54,90, en la Sierra de Mijas; 58,70, en Majada de las Lomas; 59,60, en Jubrique; 58,50 en el embalse de la Concepción; 46,90, en el medidor de la depuradora de Marbella; 70,40 litros por metro cuadrado en Ojén.

Desde el pasado miércoles, el 112 ha registrado 191 incidencias a causa de la lluvia y el viento en Málaga. 31 municipios se han visto afectados. Esta misma mañana, el desprendimiento de piedras y barro de la ladera del monte en el punto kilométrico 277,5 de la N-340, a la altura de Lagos, pedanía de Vélez-Málaga, obligó a cortar uno de los carriles, sin que haya tenido que lamentarse daños personales ni materiales.

Mucha agua y de calidad para el campo malagueño; poco alivio para la sequía. Este es el resumen de que ha dejado hasta ahora la borrasca Emma en la provincia. Se han recogido más de cien litros por metro cuadrado, especialmente en la Serranía de Ronda. Además, no han caído fuertes trombas (salvo la que sacudió hacia las 5.00 de la madrugada, aunque por poco tiempo), sino que ha sido una precipitación abundante y constante, la más adecuada para los cultivos y la ganadería. La zona más húmeda fue el eje formado por las localidades rondeñas de Jubrique y Pujerra, ambas con 103 litros por metro cuadrado, en el acumulado de los dos días (miércoles y jueves).

En lo que respecta a las reservas, las presas situadas en los dos extremos de la provincia: La Viñuela (Axarquía) y La Concepción (Costa del Sol) han recogido 78 y 63 l/m2, respectivamente, por lo que las escorrentías han propiciado un leve aumento de los recursos almacenados: ha pasado de 205 a 210 hectómetros cúbicos. Esto es, poco más que el consumo equivalente de la capital en un mes.

En cambio, el frente ha pasado de momento sin pena ni gloria por los embalses del sistema Guadalhorce (que son los que abastecen a la capital), y que recogen de momento poco más de 24 litros por metro cuadrado, según la información disponible en el sistema Hidrosur, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente. La situación de escasez persiste por tanto, con las reservas a un nivel que supone cien hectómetros cúbicos por debajo que hace justo un año. Al menos, en lo que se refiere al abastecimiento de la población, otra de las piezas clave, como es la sierra de Mijas, ha recibido 74 l/m2; y el azud de Aljaima, en el río Guadalhorce (que surte a la ciudad de Málaga), 36. El pluviómetro del aeropuerto, que es el que sirve de referencia para la provincia, supera ya los 66; y con lo que se espera durante la jornada de hoy se puede duplicar esa cifra, hasta sumar unos 130, según las previsiones del Centro Meteorológico de Aemet. El del Palacio de la Tinta, donde tiene su sede Hidrosur, suma 62.

«Fantástica, mejor no puede ser, le está viniendo bien a todos los cultivos y al ganado». Así han calificado las asociaciones agrarias las lluvias recogidas en el campo desde el miércoles. No hay un sólo cultivo, ya sea de huerta, cereal o arboleda al que este agua no le esté viniendo bien. «Estábamos al límite, casi asfixiados. Los olivos llevan tiempo con falta de precipitaciones. En el viñedo, aunque ya se había realizado la poda, todavía muchos agricultores no habían labrado el suelo debido a la sequía. Lo mismo sucede con el cereal. El campo estaba seco», manifiesta el secretario provincial de COAG Málaga, Antonio Rodríguez, para quien la ganadería también ha recibido este agua con los brazos abiertos. «Los pastos no salían. Llevamos semanas sacando al ganado y lo único que encontrábamos era polvo. Estábamos teniendo problemas incluso para comprar el forraje de la próxima cosecha para alimentar a nuestras explotaciones ya que, al no llover, no tenían garantías de poder producirlo», añade.

Foto superior, balsas de agua en la Avenida de la Paloma. Abajo, Centro de Málaga. La última foto, palmera caida que ha cortado el tráfico en los Baños del Carmen. / Pedro Quero | Salvador Salas | Javier Martín

El presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Málaga, Baldomero Bellido, coincide en que tal y como están cayendo estas lluvias no hay un sólo sector que no esté recibiendo a Emma «como agua de mayo». «Las siembras de primavera ya están hechas en casi toda la provincia y esto les viene estupendamente, como también al olivar. La cosecha de aceituna está prácticamente concluida, sólo queda un 15% por recolectar, y le está viniendo muy bien». A lo que añade:«El problema puede ser el viento, aunque no tenemos conocimiento de ninguna incidencia ni de que haya tirado fruta en ninguna zona». Según este colectivo, la lluvia favorece asimismo a los cítricos y al tropical, así como al almendro, siempre que ya se haya producido la polinización en las zonas donde todavía está en flor. «Es la única duda que tenemos».

Para el secretario provincial de UPA Málaga, Francisco Moscoso, la borrasca está siendo muy buena para el campo, siempre que siga cayendo como hasta ahora, no de manera torrencial. «No está produciendo daños, todo lo contrario. Lo que nos hace falta es que siga lloviendo así un mes y medio por lo menos», señala, y añade que lo deseable es que sirvan también para elevar el nivel de los acuíferos y con ello el de los pozos, y para recargar los embalses.

Francisco Torres es uno de los mayores productores de sandías de la provincia. Acaba de iniciar la siembra de esta fruta veraniega y aunque no requiere demasiada agua, apunta que no se verá afectada, siempre que no se produzca un encharcamiento. Lo único negativo es que retrasará la siembra de otras explotaciones. Los productores realizan una siembra escalonada para que la producción sea igual, y no coincidan en una única fecha, para evitar el exceso de oferta.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos