Duro golpe al asalto en viviendas con la caída de dos grupos a los que se atribuyen 67 robos

video

El delegado del Gobierno en Andalucía y el subdelegado del Gobierno en Málaga observan parte de los objetos intervenidos. / SUR

  • La Guardia Civil ha detenido a 16 personas como supuestos integrantes de estas organizaciones, que actuaban en provincias como Málaga, Granada, Jaén, Murcia o Burgos

La Guardia Civil acaba de asestar un duro golpe a las organizaciones criminales especializadas en el asalto de viviendas. Ha sido a través de varias operaciones desarrolladas por agentes malagueños que han permitido desarticular dos de estas bandas con la detención de sus 16 supuestos integrantes, a los que se atribuyen un total de 67 robos cometidos en diversas localidades andaluzas, en Murcia y en Burgos.

De hecho, la fase de explotación, es decir en la que se procedió al arresto de los sospechosos y a realizar los registros, se llevó a cabo al mismo tiempo en las dos investigaciones. Así lo han explicado esta mañana el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, su homólogo en Málaga, Miguel Briones, y el coronel jefe de la Comandancia malagueña, Jesús Esteban, quienes han querido felicitar a los guardias civiles que han realizado las intervenciones.

Una de las operaciones se denominó 'Lake' y se desarrolló por el Equipo de Policía Judicial de Vélez Málaga y por el Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Málaga. Estos agentes comenzaron a investigar después de que se cometieran hasta nueve robos con fuerza en viviendas de la zona del pantano de la Viñuela.

Al parecer, una huella encontrada tras uno de los asaltos fue el hilo del que comenzaron a tirar los guardias civiles durante la investigación, que ha llevado hasta una "peligrosa organización criminal" que actuaba en Málaga, Almería, Granada, Jaén, Murcia y Burgos. Desde la Benemérita han indicado que la mayor parte de los robos se cometían con los moradores dentro, "no dudando en utilizar la violencia e intimidación contra ellos para alcanzar sus fines, llegando incluso en dos ocasiones a amenazarlos".

Este grupo estaba asentado en la localidad almeriense de Roquetas de Mar. Desde allí se desplazaban sus integrantes a otros municipios para cometer los asaltos, empleando para ello coches sustraídos con matrículas falsas. Tras los robos en las viviendas incendiaban los vehículos para no dejar pistas.

Desde la Guardia Civil han señalado que era un grupo muy activo, al que se le atribuyen más de 40 asaltos a viviendas, por lo que han apuntado que generaban una gran alarma social entre la población, ya que la zona en la que recalaban cometían una oleada de robos. Tras la investigación, dirigida por un juzgado de Vélez, se detuvo a siete personas y a los dos considerados cabecillas de la red, todos de nacionalidad española y marroquí.

La otra operación, bautizada como 'Noper', se desarrolló por agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Coín. Esta banda, que también ha sido desarticulada, actuaba en zonas de Málaga, Granada y Córdoba.

Las pesquisas se iniciaron tras tenerse conocimiento de una oleada de robos en Alhaurín el Grande, en los que se empleaba la misma forma de actuar: la banda operaba por la mañana en días laborables para aprovechar la ausencia de los moradores, accediendo a la vivienda tras romper el bombín de la puerta de entrada a la vivienda, para luego sustraer los objetos de valor que hubiera en el domicilio.

Al final, siempre según la Benemérita, se acabó deteniendo a sus seis supuestos integrantes, todos de nacionalidad rumana, y al propietario de una tienda de relojería de Torremolinos, acusado de un delito de receptación, ya que, al parecer, la mayoría de los objetos robados se vendían allí.

A la banda, que estaba asentada en la zona, se le atribuyen una veintena de robos, y a sus supuestos integrantes se les acusa de supuestos delitos de pertenencia a organización criminal, robo con fuerza, lesiones y receptación, según ha explicado Sanz.

En cuando a la 'operación Lake', a los considerados miembros de la organización se les detuvo por delitos como pertenencia a organización criminal, robo con violencia e intimidación, robo con fuerza, daños intencionados mediante incendio y sustracción de vehículos a motor, entre otros. La gran mayoría de los 16 detenidos han ingresado en prisión tras pasar a disposición judicial.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate