El día en que Madrid empezó a estar más cerca de Málaga

  • La inauguración del primer AVE, del que esta semana se cumplen 25 años, también permitió acortar en dos horas el trayecto de los Talgo 200

Trabajadores celebran la llegada del primer tren.
Trabajadores celebran la llegada del primer tren. / ABC

Málaga también puso un pie en el AVE hace 25 años. El día 21 de abril de 1992 se puso en servicio la primera Línea de Alta Velocidad (LAV) entre Madrid, Córdoba y Sevilla. Aunque tardó algunas semanas más en notarse aquí, la Costa del Sol empezó en aquel momento a estar más cerca de la capital española. Dos horas más cerca, para ser exactos.

Y es que los recordados Talgo 200 (en alusión a su velocidad máxima) empezaron en mayo de ese año a utilizar la nueva vía de altas prestaciones en el tramo existente, entre Madrid y Córdoba, lo que permitió acortar sustancialmente el tiempo de recorrido, hasta las cuatro horas y media. Aún así, todavía no era demasiado competitivo frente al coche, y por supuesto estaba a años luz del avión (menos de una hora), y así se refleja en las estadísticas de renfe: aquel año usaron el tren 165.000 pasajeros.

El gran salto de calidad llegó tras más de una década de obras por la compleja orografía de las provincias de Córdoba y Málaga, hasta que en diciembre de 2007 entró en la estación María Zambrano el primer tren de alta velocidad procedente de Madrid, lo que supuso acortar el tiempo de trayecto a las apenas dos horas y media actuales. Un cuarto de siglo más tarde, aquellos 165.000 se han convertido en 2,35 millones de viajeros en 2016, con casi 100.000 usuarios más que el año anterior (un 4,2% de crecimiento).

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate