Diario Sur

De la tasa de carruajes a los impuestos a los cajeros

La conocida como tasa de carruajes en Alhaurín será eliminada en los próximos años.
La conocida como tasa de carruajes en Alhaurín será eliminada en los próximos años. / Iván Gelibter
  • Además de las ordenanzas habituales, en la provincia existen una serie de impuestos que solo se cobran en algunas localidades

Los 103 municipios de la provincia de Málaga poseen una serie de impuestos comunes como el de circulación, el de basuras, el IBI, las licencias de apertura o las de obra, los cuales, con algún caso excepcional, están congelados, se han reducido, o incluso se han eliminado, como sucede con Marbella en el caso de las licencias de apertura.

Sin embargo, existen otros que han desaparecido o son prácticamente residuales. Ese es el caso, por ejemplo, de la tasa de carruajes de Alhaurín de la Torre, como se conoce de manera popular, que en realidad es una tasa por aprovechamiento del dominio público local, referida a la entrada y salida de vehículos.

Tal como afirman desde el consistorio alhaurino, es un impuesto cuya filosofía es similar al pago de un vado. «Las aceras se desgastan con el uso, y la recaudación de dicha tasa se utiliza para la mejora y reposición de las aceras vía impuestos», aclaran.

Según estas fuentes municipales, en los últimos ejercicios se han hecho hasta tres reducciones, pero de momento es todo lo que la «ley permite». «No se puede hacer desaparecer de golpe, pero seguirá habiendo bajadas hasta que desaparezca», apuntan. En lo que sí se han puesto manos a la obra es en hacer esta tasa algo más justa. «Hace unos años, si un conjunto residencial tenía una entrada de garaje para ocho casas, se les cobraba a los ocho. Ahora no es así, solo se cobra una vez», aclaran desde el Ayuntamiento.

Pese a ello, aseguran que hay «total voluntad» de que la tasa de carruajes –que asciende a unos 30 euros al año– desaparezca del todo en los próximos ejercicios.

Impuesto al cajero

Aunque el impuesto al cajero no afecte a los vecinos en general, sí resulta llamativo, porque no existe en todos los municipios. En Málaga capital se cobra desde 2012 esta tasa a las entidades financieras por los cajeros automáticos ubicados en la calle. Hasta ahora era un precio único de 600 euros anuales por cajero, pero este año se ha incrementado y, además, varía en función de la categoría de la vía contemplada en el callejero fiscal, oscilando entre los 580 y los 1.223,8 euros.

En el caso de Ronda, el Ayuntamiento ha subido un 300 por cien esta tasa para los cajeros automáticos de los bancos, aunque no han sido los únicos afectados en la vía pública, ya que también han aumentado un 5 por ciento para los bares y restaurantes con terrazas en zonas peatonales y calles de primera y segunda categoría.

Las subidas en Arriate

Pese a que la tónica general en la provincia es de congelación o bajada de impuestos, hay casos en los que los vecinos se enfrentan a duros aumentos, como el caso de Arriate, que aprobó en diciembre la puesta en marcha de un plan económico financiero ante el incumplimiento de la ley de Estabilidad Presupuestaria sobre el que alerta dicho documento. El paquete de medidas se concreta en las subidas de tasas e impuestos en 2017 y 2018. El recibo de la basura se verá incrementado el próximo ejercicio, en alrededor de 1,7 euros por recibo; mientras que el del agua y el del IBI subirán de cara a 2018. En estos casos, según aseguró entonces el regidor, las estimaciones son de «0,50 euros más» en cada factura del agua y la subida en el tipo impositivo para calcular el IBI, del 0,57 actual al 0,67 por ciento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate