Meteorología dedica su día mundial al estudio de las nubes

Meteorología dedica su día mundial al estudio de las nubes
  • Los investigadores consideran que la nubosidad será clave para anticipar los efectos del cambio climático

El Centro Meteorológico de Aemet en Málaga ha dedicado hoy el día mundial de esta disciplina al estudio de las nubes, y es que los investigadores consideran que estos fenómenos atmosféricos serán claves para anticipar los efectos del cambio climático. José María Sánchez-Laulhé, director de la sede provincial, explica que su conocimiento es fundamental para saber lo que ocurre en la atmósfera. "El mayor conocimiento de las nubes es clave para las proyecciones del cambio climático en el futuro", afirma. Los modelos climáticos tienen incertidumbre por un conocimiento insuficiente de los procesos nubosos que intervienen. A este respecto, el calentamiento es indudable pero las cantidades varían de unos modelos a otros, hay dispersión sobre cuánto va a subir la temperatura en función de la cantidad de gases de efecto invernadero, y ello influye en la toma de decisiones políticas, recuerda el meteorólogo.

"Hay que incorporar las nubes a los modelos numéricos para que las medidas sean más exactas", reitera. En las proyecciones regionales de lluvia y calor es todavía más complejo, por la dificultad en la representación de la nubosidad y la incertidumbre sobre el cambio en la circulación general atmosférica en el futuro. "Eso es importante para saber realmente qué medidas hay que tomar para atenuar los efectos del cambio climático, si habrá más o menos precipitaciones y olas de calor en cada lugar". José María Sánchez-Laulhé pone de relieve que el conocimiento de estos fenómenos está ahora mismo en el centro de los objetivos de los científicos que se dedican al clima, y en cinco años se espera un salto cualitativo para tener predicciones con argumentos que permitan tomar medidas.

El ponente de la conferencia que este año conmemora la efeméride es Nicolás Sánchez Maldonado, predictor del Centro Meteorológico de Málaga. "Observando las nubes podemos saber cómo va a evolucionar el tiempo y qué está pasando, son un trozo de aire que se hace visible y podemos sacar información. Según su forma podemos saber si predomina la estabilidad o podemos esperar fenómenos adversos". Sobre el cambio climático, reconoce que tienen su papel, aunque no está claro hacia dónde apuntan: "Por un lado, protegen de la radiación exterior pero a la vez capturan radiación de la Tierra. No está claro si el aumento de la temperatura ayudará a incrementar la capa nubosa o si hará que precipite más o menos, o cambiará su distribución". También es objeto de estudio el aumento de las partículas en suspensión por la polución, que hace que se puedan formar más nubes, pero también puede ser que sea más difícil que precipite. Por tanto, a día de hoy no está clara la evolución de la pluviometría respecto al aumento de la contaminación.

Por otra parte, hoy la Organización Meteorológica Mundial ha publicado, después de 30 años, una nueva edición del atlas internacional de nubes, en formato digital, consultable y que en adelante se actualizará día a día con las nuevas aportaciones que se descubran.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate