Diario Sur

Las temperaturas llegarán hoy a los 30 grados pero se desplomarán el lunes

fotogalería

Así lucen las playas de la capital esta mañana.. / Fernando González

  • El tiempo primaveral de estos días es un espejismo, pues los termómetros caerán hasta diez grados de golpe la próxima semana

Una sola frase resume la situación meteorológica que se va a producir en la provincia en las próximas horas: «El sábado estamos en mayo y el lunes, en febrero». Su autor es Fausto Polvorinos, jefe de Predicción del Centro Meteorológico de Aemet en Málaga, y hace referencia a la comparativa, cada uno de estos dos días, con las temperaturas medias máximas de cada mes. Dicho de otro modo: hoy las temperaturas serán las habituales en el preludio del verano, mientras que el lunes la provincia volverá a saltar atrás en el tiempo hasta el pleno invierno. En función de los vientos, el cambio se producirá en la costa el domingo por la tarde o el lunes.

Los registros de ayer fueron de nuevo hasta ocho grados por encima de los habituales para marzo: 30 en Coín; 28 en el puerto de la capital y en El Cónsul, donde tiene su sede Aemet; casi 27 en el aeropuerto, Torremolinos, Rincón de la Victoria y Vélez-Málaga. La advección de aire cálido del Atlántico se ha quedado estacionario sobre la Península y con cielos despejados, por lo que la atmósfera se ha ido calentando. En la zona del litoral, los vientos locales han provocado una bajada, en los periodos de levante (días con 25 grados), y una subida cuando ha predominado el poniente-terral o ha estado en calma (28-30). Así, el día 7 se alcanzaron los 28,7 grados en El Cónsul, y 28 en el aeropuerto, el registro más alto de España (a excepción de Canarias). De hecho, ayer volvieron a subir, justo al amainar el aire del este, y fueron especialmente altas en el Valle del Guadalhorce y la capital.

La predicción para hoy apunta incluso a más calor, con vientos flojos variables y predominio del poniente, por lo que se repetirán las máximas de 28 a 30 grados. En la capital cambiará según la zona: en el este será más suave por la brisa marina y en el Guadalhorce más intenso. Se podría incluso llegar a alcanzar el récord histórico del mes, que se produjo el día 26 de 1988, con 31,4 grados en el termómetro oficial de la provincia (el del aeropuerto).

Posibles lluvias

Esta situación veraniega no es más que un espejismo, y mañana comenzará a notarse el descenso moderado, especialmente en el interior, aunque en el litoral el poniente mantendrá las máximas en torno a 27-28. Así se producirá la vuelta al pleno invierno, que se vivirá toda la próxima semana. El lunes seguirá el desplome, hasta alcanzar entre 12 y 14 grados de diferencia en el interior y 8-10 en el litoral: la Costa regresará a los valores normales, con valores diurnos de 20 grados, mientras que en Antequera, Ronda y la Axarquía serán de 13-15. «Pasaremos de valores propios de mayo a los de febrero», recalcó el meteorólogo. Además, durante toda la semana que viene las temperaturas serán más bajas de lo normal e incluso es posible que vuelvan las precipitaciones a mediados de la semana.

La causa está en que el domingo pasado entró una masa cálida; pero mañana llegará otra de aire frío del norte y desplazará a la primera, por eso bajará antes en el interior que en la Costa. Ello justifica que en poco tiempo se pase de valores más altos de lo habitual a más bajos de lo que es normal.