Diario Sur

El temporal abandona Málaga tras dejar un tercio de la lluvia de todo el año pasado

La lluvia marcó la jornada dominical en Málaga.
La lluvia marcó la jornada dominical en Málaga. / Ñito Salas
  • El Genal y el litoral occidental, las zonas más beneficiadas por unas lluvias que suponen un alivio para los cultivos y para los embalses

Quienes hayan pensado que en los últimos días ha llovido todo lo que no ha caído en un año han podido pecar de exagerados, pero no van mal encaminados. El temporal abandona la provincia después de haber descargado un tercio de las precipitaciones registradas durante el año pasado. Si 2015 se cerró en la capital (se usa como referencia para calibrar la marcha del año hidrológico) con 450 litros por metro cuadrado, desde el lunes hasta la noche de ayer se contabilizaron en la ciudad 165 litros de agua acumulada, la mayoría concentrados durante el fin de semana, según los datos de la red Hidrosur de la Consejería de Medio Ambiente. Después de tres intensas jornadas de precipitaciones que se han saldado con un total de 160 incidencias de diversa consideración aunque sin daños personales, el buen tiempo volverá a ser la nota predominante en la provincia al menos hasta el próximo fin de semana, cuando un nuevo frente devolverá la inestabilidad. Hasta entonces, las nubes se marchan dejando la Sierra de Mijas como el punto donde las lluvias han sido más intensas, al registrarse hasta 250 litros por metro cuadrado, seguido de varios puntos del valle del Genal como Los Reales (227) o Pujerra (185). En la Costa, también destacan los 130 litros acumulados en Fuengirola, mientras que en el Valle del Guadalhorce el mayor volumen de precipitaciones cayó en Coín con 106 litros.

Un alivio para los cultivos, y también para los embalses, que por fin han roto la tendencia y por primera vez en meses aumentan su nivel. Aunque la situación sigue siendo preocupante, las reservas estaban anoche en un 39,4%, con 243 hectómetros cúbicos acumulados cuando la capacidad total es de 617,58. Hace justo una semana eran 231,9; mientras que el año pasado por estas mismas fechas había 349 hectómetros cúbicos de agua embalsada. Para hacerse una idea del balón de oxígeno, el caudal ganado es el equivalente al consumo de dos meses en Málaga capital. Unas cifras que irán a más en los próximos días por los efectos de las escorrentías. Pero no por las lluvias, ya que la semana arrancará con cielos despejados e incluso con un ligero incremento de las temperaturas. Una estabilidad que en principio será un paréntesis, puesto que según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), un nuevo frente nuboso hará acto de presencia a partir del jueves pudiendo dejar algunas precipitaciones débiles, que continuarían a partir del fin de semana.

El temporal de agua también ha obligado a esforzarse al máximo a los diferentes operativos de emergencia. Desde la madrugada del sábado se han registrado más de 160 incidencias en toda la provincia, fundamentalmente por balsas de agua, caídas de árboles y desprendimientos en las carreteras. Desde el servicio 112 Andalucía destacaron que durante las dos jornadas no se han registrado daños personales. La mayor parte de las incidencias se registraron el sábado, ya que ayer domingo apenas se produjeron una veintena de salidas. Las más graves tuvieron lugar en la zona occidental y en la carreteras del interior de la provincia. Al cierre de esta edición permanecían cortadas al tráfico la avenida Pascuero de la capital por desprendimientos y el cruce del río Padrón, Guadalobón y La Cala, en Estepona, por la crecida del río.

Según confirmaron los diferentes servicios de emergencia, durante la jornada de ayer también se produjeron dos caídas de árboles (uno en la calle Herman Hesse de la capital y otro en la calle Oropéndola de Fuengirola) y dos actuación por agua en vivienda (una de ellas en Benalmádena y otra en la capital). Por su parte, los bomberos tuvieron que rescatar un vehículo que se había quedado atascado en el barro en Las Lagunas, en Mijas