Diario Sur

Una mañana de compras bajo techo

La estampa de Málaga ha estado protagonizada hoy por los paraguas.
La estampa de Málaga ha estado protagonizada hoy por los paraguas. / Álvaro Cabrera
  • Los malagueños llenan los centros comerciales para resguardarse de la lluvia y aprovechar el último tirón del Black Friday

La lluvia ha sido la gran protagonista del primer domingo de apertura de los comercios en el periodo prenavideño. Pese a que este fin de semana era esperado con deseo por la mayor parte de los comerciantes malagueños, solo los centros comerciales cuentan con una gran afluencia de público. El Centro, por contra, apenas ha contado con la visita de algunas familias que han salido a la calle pese a las inclemencias meteorológicas.

Durante toda la mañana, los recintos de la capital han sido los grandes beneficiados por la lluvia, sobre todo El Corte Inglés y el Larios centro. En estos recintos las familias paseaban buscando los primeros regalos navideños aprovechando que el Black Friday se ha ampliado hasta hoy. Aun así no ha sido hasta cerca de las 12 del mediodía cuando los centros se han llenado de personas. Se espera que la tarde sea mucho más animada.

Mercedes Gallizo, una vecina de la capital, ha sido de esas intrépidas que se ha ido con toda la familia al Larios centro. Aseguraba que en jornadas así hay que estar a cubierto y que no podían dejar pasar las ofertas del Black Friday, "que son como rebajas". En su caso van a aprovechar para pasar toda la jornada de compras y para comer incluso en el recinto. "Quiero dejarme listas casi todas las navidades", resumía.

En el centro, por contra, los dependientes de las tiendas miraban al cielo esperando que el agua dejase de caer. Las visitas no han sido tal y como se esperaban durante todo el fin de semana y se consuelan diciendo que las navidades sólo están empezando. "Esperemos que el puente de diciembre sea mucho mejor", confesaban.