Diario Sur

El TSJA establece que todos los trabajadores temporales tienen derecho a 20 días de indemnización

La sentencia sólo beneficiará a quienes recurran el despido.
La sentencia sólo beneficiará a quienes recurran el despido. / SUR
  • La sentencia, que puede recurrirse ante el Supremo, marca la postura que seguirá el tribunal andaluz en todos los casos de despidos recurridos por empleados eventuales

Equiparar la indemnización que merece un trabajador temporal –sea del tipo que sea– al finalizar su contrato con la de un empleado fijo despedido por causas objetivas. Esta es la importante decisión –por las consecuencias que va a tener en el ámbito laboral– que ha tomado la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, con sede en Málaga, el pasado 16 de noviembre. Y lo más llamativo es que lo ha hecho de oficio; es decir, sin que fuera eso lo que pedía el trabajador beneficiado por esta sentencia.

El demandante en cuestión, con domicilio en Marbella, recurrió en 2015 ante un juzgado el cese de su contrato temporal por considerar que estaba en fraude de ley, pidiendo por tanto una indemnización por despido improcedente. En primera instancia ganó la empresa y el afectado recurrió, por lo que el caso acabó llegando a la Sala de lo Social del TSJA, que ha vuelto a dar la razón al empleador, pero con un importante matiz: especifica que el trabajador debe recibir una indemnización de 20 días por año, es decir, la misma que habría recibido con un contrato fijo en caso de despido objetivo.

Este dictamen enmienda la plana a la legislación laboral española, que para los contratos eventuales de menos de un año no establece ninguna indemnización, y para los de más de un año prevé solamente 12 días por año. El TSJA fundamenta su decisión en la doctrina marcada por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado 16 de septiembre, que calificó como discriminatoria y, por lo tanto, no acorde al Derecho comunitario, la menor indemnización por despido que la legislación española prevé para los trabajadores temporales frente a los fijos. En el caso que motivó este dictamen el empleado marbellí había estado tres meses contratado, por lo que se ha dictado una indemnización de 359,17 euros.

Cristóbal García, socio de Garrigues en Málaga y especialista en derecho laboral, destaca la «trascendencia» de esta decisión judicial, pues a partir de este momento la Sala de Málaga, en todos los casos que le lleguen, va a conceder de oficio a los trabajadores temporales la indemnización de 20 días. «Todas las empresas que han realizado extinciones de contratos temporales en los últimos 12 meses o que tengan previsto llevarlas a cabo en próximas fechas, deben tener en cuenta esta nueva postura judicial para determinar los pasos a seguir y tratar de delimitar las contingencias», afirma.

Es importante señalar que esta sentencia no beneficiará de forma automática a todos los trabajadores que vean finalizado su contrato temporal, sino sólo a los que recurran su despido ante el juzgado. Lo que sí cierto es que supone otro motivo más para que en España se acometa un cambio legislativo para igualar el despido de trabajadores indefinidos y temporales. El Congreso ya está trabajando en una iniciativa legislativa para ello.

Para García, esta decisión abre una serie de interrogantes, como el de si los trabajadores eventuales que han sido despedidos en los últimos doce meses pueden reclamar esta indemnización o si la equiparación a despidos objetivos obliga a cumplir con las formalidades de este tipo de figura (puesta a disposición y preaviso). El socio de Garrigues cree que este dictamen judicial puede influir en el mercado laboral en dos sentidos: evitando el abuso de contratos temporales –puesto que el coste del despido se iguala– y desincentivando la contratación en general, puesto que suben los costes laborales para las empresas.