Diario Sur

Dimite la directora de la unidad de ginecología del Hospital Materno Infantil

  • El Sindicato Médico vincula esa renuncia a la falta de profesionales en esa área del centro

La directora de la unidad de gestión clínica de obstetricia y ginecología del Hospital Materno Infantil, Ana Belén Espejo, presentó ayer su dimisión. La renuncia se produjo tres años después de que la doctora Espejo asumiese el cargo. El Sindicato Médico de Málaga difundió una nota en la que aseguró que la dimisión se relaciona con la falta de personal de la unidad de ginecología del Materno. Por su parte, fuentes oficiales del hospital dijeron que, tras recibir ayer la notificación de la dimisión, la dirección gerencia mantendrá una reunión en los próximos días con Ana Belén Espejo.

El Sindicato Médico indicó que la marcha de la doctora Espejo no es un hecho aislado, ya que el anterior director de la unidad dimitió, en mayo de 2013, a raíz de la discrepancia con la dirección del Materno por la pérdida del control de la unidad de mama. El sindicato precisó que en los tres últimos años se han jubilado once ginecólogos y tres jefes clínicos, pero que esos puestos sólo se han cubierto parcialmente, de tal modo que a día de hoy se mantiene el servicio con cinco ginecólogos menos que cuando Ana Belén Espejo se hizo cargo de la dirección.

En la nota del Sindicato Médico se pone de manifiesto que a esas carencias de ginecólogos se suma la no sustitución de las bajas por maternidad y los permisos por lactancia, además de que tampoco se cubren las reducciones de jornada por guarda legal.

El sindicato subrayó que «en este largo deterioro del servicio asistencial en un área médica tan delicada también se han dado circunstancias gravísimas como que se haya suspendido en ocasiones la actividad asistencial, además de la disminución de un ginecólogo en urgencias durante todo el verano por imposibilidad de asignar todos los puestos funcionales». En el comunicado se dice que el material de la unidad de ginecología en muchos casos está obsoleto o deteriorado. Y se pone como ejemplo «el caso de 22 ecógrafos antiguos de los que sólo se han sustituido tres, cuando hace más de un año se solicitó la renovación.