Diario Sur

Una cámara de Tráfico grabó el atropello de una joven que acababa de auxiliar a otro accidentado

vídeo

Zamara Rodríguez, en la habitación del hospital, tras el accidente. / SUR

  • La Guardia Civil trata de identificar al conductor que siguió la marcha tras tirar de la moto a la chica, que sufrió quemaduras en el 40% del cuerpo

Una cámara de la Dirección General de Tráfico (DGT) grabó el momento en el que Zamara Rodríguez fue atropellada por un automóvil a la altura de la salida de Arroyo de la Miel, en la AP-7, en sentido Cádiz. La joven, que iba en moto, sufrió quemaduras en el 40% de la superficie corporal como consecuencia de la caída, como ayer informó SUR.

La Guardia Civil, que investiga el siniestro, ya ha revisado las imágenes para tratar de identificar al conductor, que continuó la marcha tras arrollar a la joven. El vídeo, unido a las declaraciones de testigos, ha revelado que el vehículo que la tiró de la moto es un BMW de color claro. Aunque la matrícula no se aprecia con nitidez, los investigadores confían en que las pesquisas –y la colaboración ciudadana– permitan poner nombre y apellidos al responsable del accidente.

El suceso ocurrió la tarde del 10 de abril. Zamara, que tiene 27 años y se gana la vida como bailarina, actriz y modelo fotográfica, se desplazó en su moto a Torremolinos para entregarle un regalo a una amiga por su cumpleaños, al que no pudo asistir. Al volver a casa, se topó con un accidente de otro motorista en Playamar y se paró a socorrerlo. La joven le dio su sudadera, con la que hicieron un torniquete al accidentado, que había sufrido una lesión grave en el codo.

Cuando la ambulancia llegó para asistirlo, Zamara se subió a su moto y continuó su camino hasta Fuengirola, donde reside con su marido, el conocido luchador inglés Christian ‘The Animal’ Holley, y el hijo de ambos, que tiene cuatro años.

Cuando circulaba por la AP-7, a la altura del kilómetro 222, observó por el retrovisor al conductor de un automóvil que se aproximaba a ella rápidamente. «Pretendía saltarse la caravana de la salida hacia Arroyo de la Miel y no me vio», comenta la joven malagueña, que se sintió «impotente» al no poder apartarse de la trayectoria del vehículo, que continuó la marcha tras golpearla.

La Guardia Civil de Tráfico, que pudo reconstruir el accidente gracias en parte a las imágenes, comprobó que se trataba de un BMW que circulaba por el carril central y que, al cambiarse hacia el derecho, golpeó la moto en la que circulaba Zamara, que salió despedida y fue a parar a la zona de conos que separa la autovía de la salida de Arroyo de la Miel.

La joven, que acababa de dejar su sudadera al otro accidentado, llevaba tan solo un top y unos pantalones cortos de hacer deporte. El roce del asfalto le causó quemaduras en el 40% de la superficie corporal. Además, la visera del casco se le abrió y una piedra le impactó en el pómulo, ocasionándole una brecha.

Mes y medio sin trabajar

Zamara ingresó esa noche en el Hospital Carlos Haya, donde le hicieron un raspado de las heridas para limpiar el alquitrán y la suciedad del asfalto. «No le deseo ese dolor ni al que me tiró de la moto», insiste la joven, que es doble campeona de Málaga de bikini-fitness y que vive fundamentalmente de su imagen. «Llevo mes y medio casi sin trabajar», se lamenta.

La deportista malagueña ha iniciado una campaña en redes sociales para tratar de identificar al conductor con la esperanza de que «le entre remordimiento» al saber las graves consecuencias que el siniestro ha tenido para ella. «Yo me detuve a ayudar en un accidente en el que no tenía nada que ver y él me tiró de la moto y ni siquiera se paró... », se queja.