Diario Sur

Arranca la quinta edición de la Gran Recogida con el reto de alcanzar los 700.000 kilos de alimentos

Arranca la quinta edición de la Gran Recogida con el reto de alcanzar los 700.000 kilos de alimentos
  • La campaña, que estará presente hoy y mañana en un total de 342 tiendas de la provincia, servirá para atender a 49.000 beneficiarios de Bancosol en Málaga

En las 342 tiendas de alimentación de Málaga que participan en la Gran Recogida, ya está todo listo. Las cajas en las que se guardarán las donaciones ya están preparadas, así como toda la logística para ir recogiendo los palés de comida y almacenarlos hasta su posterior clasificación. Los voluntarios -en esta quinta campaña participarán unos 5.300 solo en la provincia- están en sus puestos. Su labor será la de explicar a los ciudadanos la importancia de su colaboración para atender a los más de 49.000 beneficiarios del Banco de Alimentos de Málaga que necesitan el apoyo de entidades sociales para poder tener un plato de comida en la mesa.

Hoy arranca la Gran Recogida con el objetivo de alcanzar los 700.000 kilos de alimentos no perecederos. Una cita solidaria que ya se ha convertido en una tradición a las puertas de las navidades, que empezó en plena crisis económica y que, según sus responsables, sigue siendo necesaria hoy en día. Los alimentos no perecederos que se logren en estas dos jornadas, se repartirán a lo largo de los meses posteriores gracias a la colaboración de 208 asociaciones.

Este año, la convocatoria altruista se enfrenta a dos novedades: su coincidencia con la campaña comercial del Black Friday en la mayoría de las tiendas y con que se adelanta algunos días en el calendario con respecto a anteriores ediciones, con lo que muchos posibles donantes aún no habrán cobrado sus nóminas. Dos circunstancias que siembran la duda sobre los resultados que pueden obtenerse. Esto se une, además, a la sensación general de que la situación económica ha mejorado. Algo que, según señalan desde Bancosol, puede llevar a cierta relajación, pero recuerdan que el número de familias sin recursos, a pesar de ser algo menor que en años anteriores, sigue siendo muy elevado.

En cuanto a la comida que se pueden donar, se trata de alimentos no perecederos como arroz, legumbres, aceite, leche, latas de conservas y con especial atención a la alimentación infantil con potitos o leches preparadas.