Diario Sur

La banda que reventaba cajeros automáticos en Málaga logró un botín de más de 70.000 euros

Material intervenido a la banda.
Material intervenido a la banda. / Francis Silva
  • En la operación se han recuperado dos granadas de mano listas para su utilización

La banda a la que se le atribuyen más de una decena de robos en cajeros automáticos en la provincia de Málaga logró un botín superior a los 70.000 euros, según han confirmado esta mañana en la Subdelegación del Gobierno los representantes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Ambos cuerpos han participado en la desarticulación de la organización criminal en una operación en la que además se han aprehendido dos granadas de mano listas para ser utilizadas, marihuana envasada al vacío para ser distribuida, bombonas de oxiacetileno que empleaban para ‘reventar’ los cajeros, así como alrededor de 40.000 euros en efectivo “fruto de los robos”.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, ha destacado la “rapidez y eficiencia” de los cuerpos de seguridad en la resolución de unos hechos que habían despertado una notable “alarma social”, tal y como ha detallado Briones, quien ha recordado que la organización empleaba el dinero robado en la adquisición de droga para su posterior distribución.

El subdelegado ha estado acompañado por el teniente coronel de la Guardia Civil Jesús Esteban, y por el comisario provincial Pedro Garijo. En la comparecencia, Briones ha detallado que la operación conjunta entre la Policía Nacional y la Guardia Civil se ha desarrollado durante casi tres meses y en la misma se ha detenido a cinco personas, dos británicos (presuntos autores materiales de los robos) y tres españoles. En este sentido, las fuerzas de seguridad han añadido que los españoles tenían antecedentes leves, mientras que uno de los británicos contaba con antecedentes relacionados con la tenencia de armas, explosivos y “hechos similares” a los que ahora han llevado a su detención.