Diario Sur

Cae la banda que reventaba cajeros automáticos con explosiones

Cajero automático destrozado en un robo en septiembre.
Cajero automático destrozado en un robo en septiembre. / sur
  • La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido al menos a cuatro personas y han realizado registros en Coín y Marbella

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han detenido al menos a cuatro personas como presuntas integrantes de la banda que estaría detrás de la oleada de robos en bancos de la provincia. Los asaltos, en los que se empleó gas acetileno o explosivos para reventar los cajeros, rondaban ya quincena, incluidos los dos últimos el pasado fin de semana en Algarrobo y Mijas.

La operación comenzó a primera hora de la mañana y se simultaneó en varios puntos de la provincia. En el dispositivo participaron, además de los investigadores de Udyco-Costa del Sol y Policía Judicial de la Benemérita, varios especialistas del Tedax (Técnicos en Desactivación de Explosivos) de ambos Cuerpos. También se desplazaron desde Madrid agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Los investigadores llevaban días siguiendo el vehículo en que, según las pesquisas policiales, se movían los autores de los robos, muchos de los cuales se quedaron en tentativas (no consiguieron llevarse ni un euro), aunque dejando cuantiosos daños materiales en las estructuras de los edificios donde se ubicaban los bancos asaltados.

El coche ha sido localizado en el municipio de Coín junto a la carretera que comunica la localidad del Guadalhorce con Mijas, donde al parecer ayer se realizó uno de los registros. Paralelamente, los agentes inspeccionaron una nave del polígono industrial de San Pedro Alcántara, donde se creó un importante revuelo por la presencia de los agentes del Tedax.

En una tienda de juguetes

La investigación, que continúa abierta, comenzó a finales del mes de julio, cuando unos delincuentes reventaron con explosivos un cajero automático en la tienda de juguetes Toys r us, junto a la avenida de Velázquez, en la capital.

A partir de ahí, se inició una espiral de robos coincidiendo siempre con los fines de semana o con el inicio de puentes o días festivos, fechas en las que las sucursales están menos vigiladas y los cajeros han sido cebados previamente para atender la demanda de los clientes.

En apenas tres meses, se han registrado casos en Málaga, Mijas, Marbella, Rincón de la Victoria, Alhaurín el Grande, Monda y Jerez de la Frontera (Cádiz). Los dos últimos fines de semana se han producido otros cuatro asaltos en Ojén, Guaro, Algarrobo y Mijas.

Los robos responden a dos modus operandi diferentes. En algunos casos –sobre todo, en los primeros–, los ladrones emplearon explosivos para reventar el cajero automático. El otro método es el del gas acetileno, que consiste en provocar una explosión mediante una chispa eléctrica a distancia tras insuflar gas en el interior del cajero. La mayoría de los casos ahora investigados han sido perpetrados con este procedimiento.