Diario Sur

Las agencias inmobiliarias vuelven a proliferar: abren más de 800 en un año en la provincia

Los negocios inmobiliarios han aumentado un 30 por ciento en la provincia.
Los negocios inmobiliarios han aumentado un 30 por ciento en la provincia. / Francis Silva
  • ¿Se está gestando una nueva burbuja? Hay quien empieza a pensarlo a la vista del aumento de negocios dedicados a la venta y alquiler de vivienda

Las agencias inmobiliarias vuelven a formar parte del paisaje comercial de los barrios. Después de que la crisis del ladrillo las barriera del mapa cual bomba nuclear, en 2014 empezaron a resurgir tímidamente y en estos momentos son uno de los negocios que más aperturas protagonizan tanto en Málaga capital como en los municipios de la provincia. De hecho, en tres años se han abierto 2.144 establecimientos dedicados al alquiler o venta de viviendas en el conjunto de la provincia, de los que 808 han abierto sus puertas en el último año. Así lo revela el Directorio Central de Empresas del Instituto Nacional de Estadística (INE), que cifra en casi 8.900 el número de «unidades locales» dedicadas a actividades inmobiliarias en la provincia en 2016. Una «unidad local» es «la parte de una empresa que desarrolla una determinada actividad en una localización geográfica determinada». Es decir, que el concepto engloba tanto inmobiliarias independientes como delegaciones de una franquicia, por ejemplo.

El número de agencias no es equiparable aún, ni mucho menos, al que había antes del pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Todavía en 2009 funcionaban en la provincia más de 12.000 negocios de este ramo. Sin embargo, la recuperación está siendo rápida: desde 2013 se ha registrado un aumento del 30%. Paralelamente ha aumentado el empleo vinculado a este gremio: hoy son más de 8.500 las personas que trabajan en el sector inmobiliario: unas 1.300 más que hace un año (un 18% más) y 2.200 más que hace dos años (un 35% más). Llama la atención, por cierto, el elevado porcentaje de autónomos -o falsos autónomos-: 3.100 de esos 8.500 (es decir, más de un tercio) trabajan por cuenta propia.

Franquicias y agencias independientes compiten por llevarse un trozo del mercado inmobiliario post-crisis. Algunas de las cadenas son supervivientes de la crisis, como Alfa Inmobiliaria, Gilmar, Re/Max o Look & Find. Otras han nacido o se han expandido desde otros países en esta nueva era, como Engel & Volkers, especializada en vivienda de alta gama, que ya tiene ocho oficinas en la provincia y pretende abrir otras tantas.

También surgen iniciativas a mitad de camino entre la agencia independiente y la franquicia. Es el caso de MAR Real Estate, que nació en 2014 en el seno del Instituto de Práctica Empresarial -una escuela de negocios malagueña que siempre ha estado muy enfocada al sector inmobiliario- y hoy cuenta con 27 oficinas repartidas por Galicia, País Vasco, Comunidad de Madrid, Levante, Extremadura, Castilla la Mancha y Andalucía. Como explica su directora de expansión, Mari Cruz Pinilla, «después de todo lo pasado en el sector, de la época de bonanza en donde cualquiera podía sumarse a un negocio muy rentable, desde la escuela vimos la oportunidad, en este camino de recuperación, de crear una red que aglutinara a profesionales cualificados por la Red de Profesionales Inmobiliarios Españoles».

Saturación

La directiva matiza que no se trata «de una franquicia, sino de una red de oficinas que funcionan bajo el principio de autonomía de gestión y sin ningún vínculo mercantil, laboral o financiero».

Pinilla está entre quienes ya hablan claramente de riesgo de saturación en este sector. «En España hay más de 20.000 negocios de intermediación inmobiliaria, a las cuáles habría que sumar una media de cinco personas como agentes colaboradores por cada titular. Y en cuanto a franquicias inmobiliarias, son más de 175 las que operan en nuestro país, con más de 6.000 agencias. Ante más de 700.000 operaciones de compraventa que se producen anualmente, si descontamos las que se realizan sin intermediario, apenas tocan en este mercado 'caníbal' a unos honorarios equivalentes a 10.000 euros al año por operador», afirma.

A la vez, resurgen las mismas alertas sobre la escasa profesionalización de este sector que había antes de la crisis.

«Lamentablemente casi el 90% de las agencias siguen funcionando igual, es decir, me pongo a 'pescar' aleatoriamente en el mercado de la distribución de las comisiones por ventas», afirma el director del Instituto de Práctica Empresarial, José Antonio Pérez. «Hoy no sólo necesitas tu formación académica especializada según tus servicios, sino un nivel de experiencia demostrable para solucionar las necesidades a cada perfil de cliente eficientemente, y sólo es posible con una alta especialización y trabajando con equipos multidisciplinares», añade.