Diario Sur

La Diputación hará el inventario de viviendas ilegales en una decena de localidades

Las construcciones ilegales siguen trayendo de cabeza a los ayuntamientos de la provincia, que apenas cuentan con medios para su control. Por este motivo, la Diputación comenzará en enero el inventario de edificaciones en suelo no urbanizable (SNU) en una decena de localidades, que se sumarán a los 39 municipios que ya cuentan con estos estudios. Así, se facilitará a los ayuntamientos disponer de documentos actualizados que les serán de gran utilidad para tener un mejor control urbanístico de su territorio.

El diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, ha anunciado que el inventario de edificaciones en suelo no urbanizable se extenderá a los municipios malagueños de Alpandeire, Benahavís, Guaro, Mollina, Pizarra, Villanueva de Tapia, Montecorto, Serrato, Bobadilla y Estación de Bobadilla. Además, se espera que, antes del verano, concluya la redacción de los documentos.

«Estos estudios son una prioridad para la Diputación, y está en nuestra línea de trabajar y colaborar con el planeamiento de los municipios, actualizando y revisando sus documentos», ha añadido Oblaré. Asimismo, ha recordado que estos trabajos se complementan con la puesta en marcha de una nueva herramienta muy útil, un geoportal, que permite acceder y consultar de forma fácil toda la información sobre las edificaciones en suelo no urbanizable en cada ámbito municipal, como viviendas, piscinas o naves industriales. Diputación entregó la semana pasada a los alcaldes de Arriate, Melchor Conde; de Alozaina, Antonio Pérez; y de Periana, Rafael Torrubia, los inventarios de sus pueblos.