Diario Sur

Las reconstrucciones mamarias se harán en un plazo máximo de 180 días

Intervención en un quirófano.
Intervención en un quirófano. / SUR.ARCHIVO
  • El BOJA publica la orden de la Consejería de Salud que garantiza ese tiempo de respuesta quirúrgica a las mujeres operadas de cáncer en un pecho

La sanidad pública andaluza se ha comprometido a que las reconstrucciones mamarias a las mujeres a las que se les ha extirpado un pecho por un cáncer se harán en un plazo máximo de 180 días (seis meses). La orden de la Consejería de Salud que establece ese tiempo máximo de repuesta quirúrgica fue publicada ayer en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). Las reconstrucciones las harán equipos multidisciplinares que plantearán con cada paciente la estrategia a seguir en función de su tumor, las características personales y sus deseos sobre reconstrucción mamaria, teniendo en cuenta las posibilidades reconstructivas y cuáles de ellas se adaptan mejor a su caso específico, se explica en una nota difundida por la Consejería de Salud.

Esta garantía de plazo máximo de respuesta quirúrgica (180 días naturales) se desarrollará de forma progresiva para adecuar la estructura organizativa de los centros sanitarios a la aplicación de este derecho, de forma que se garantice a las pacientes el cumplimiento de la orden en nueve meses desde su entrada en vigor hoy. Es decir, que la aplicación del plazo máximo de 180 días para una reconstrucción mamaria será efectiva en todos los casos a partir del próximo mes de agosto.

Antes de la redacción de la orden se han desarrollado una serie de actuaciones en las que se ha contado con profesionales que han estudiado y analizado la viabilidad de esas acciones, se dice en la nota de Salud.

Las reconstrucciones mamarias, siempre que sea posible desde un punto de vista clínico, deben hacerse de forma inmediata, en el mismo acto quirúrgico en que se extirpa el tumor, explicó la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). «La reconstrucción del pecho reporta a las pacientes unos evidentes beneficios psicosociales, emocionales y de calidad de vida. Son beneficios que resultan aún mayores si la intervención se realiza con carácter inmediato, es decir, en el mismo acto quirúrgico en el que se extirpa la mama, porque en ningún momento las mujeres se ven sin una parte de su cuerpo», dijeron fuente de la SECPRE.

En un informe elaborado recientemente por la citada sociedad se afirma que las enfermas esperan de dos a cinco años en el Hospital Regional Carlos Haya para las reconstrucciones  mamarias. Ese hecho fue matizado ayer a ese periódico por profesionales del mencionado centro malagueño. Así, dijeron que a la mayoría de las mujeres se les realizan esas intervenciones en el plazo de un año. Añadieron que hay una docena de pacientes que sí llevan más tiempo esperando, pero que en dos o tres semanas se resolverá su situación.

Asimismo, indicaron que las reconstrucciones mamarias se suelen hacer en tres fases (tres operaciones). En la primera se le coloca a la paciente un expansor o prótesis vacía, que luego se va llenando de forma ambulatoria en una consulta hospitalaria. La segunda intervención consiste en poner una prótesis definitiva y en lograr la simetría de ambos senos. En la tercera se sitúa el pezón en la mama. Entre cada una de esas operaciones debe pasar un tiempo mínimo de seis meses, indicaron los expertos. Según explicaron, la primera fase de la reconstrucción la hacen cirujanos generales en todos los hospitales públicos de Málaga en el mismo acto quirúrgico en el que se extirpa el pecho, salvo que haya algún motivo clínico que lo impida. De las otras dos operaciones se encargan los cirujanos plásticos.

Temas