Diario Sur

Interior eleva a más de 70 los robos en viviendas perpetrados por la banda desarticulada en Málaga

vídeo

Algunos de los objetos recuperados. / SUR

  • Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han arrestado a cinco supuestos miembros del grupo que, entre otras propiedades, asaltó la villa de una princesa jordana en Marbella

La Policía Nacional y Guardia Civil eleva a más de 70 el número de viviendas asaltadas por la banda de ladrones desarticulada en Málaga, según informa el Ministerio de Interior en una nota. Principalmente, entraban en villas de lujo de Marbella, Estepona, Mijas y Torremolinos para apoderarse de dinero y joyas. Pero tenían otra fijación: los coches de alta gama. Si al registrar la casa encontraban las llaves, tenían la sangre fría necesaria para llevárselo aunque estuviese aparcado en el garaje.

Entre las denuncias que han conseguido esclarecer destaca el robo cometido en julio en la casa de Marbella de una princesa de Jordania, a la que, según las fuentes consultadas por este periódico, sustrajeron alhajas y una importante suma de dinero en efectivo. El suceso provocó cierto revuelo institucional por el relieve de la víctima. Hasta la Reina Sofía llegó a interesarse por el caso, dados los lazos de amistad que unen a ambas familias.

Ya por entonces, las Fuerzas de Seguridad del Estado venían trabajando intensamente en las pesquisas ante la acumulación de denuncias. El mapa de los robos se concentraba en las urbanizaciones de Nueva Andalucía y Elviria, donde la vigilancia se reforzó sobre todo en horario nocturno.

La investigación, en la que han trabajado al alimón agentes de ambos cuerpos, se centró en la pista de una organización de delincuentes albaneses con formación militar, algunos de los cuales contaban con antecedentes por delitos muy graves en su país de origen.

El trabajo de campo casi da sus frutos la madrugada del pasado 24 de julio, cuando la policía estuvo a punto de atrapar a varios de los integrantes de esta banda que fueron sorprendidos al huir en un Audi S8 robado en una villa de lujo de Marbella.

Al cruzarse con el vehículo, los agentes trataron de identificar a sus ocupantes, pero estos emprendieron la huida a gran velocidad. Se inició entonces una persecución que acabó en la urbanización Pueblo Andaluz, en Mijas, donde los fugitivos sufrieron un accidente de tráfico, tal y como informó SUR (ver la noticia).

Al parecer, uno de los delincuentes se bajó del automóvil esgrimiendo un arma y se produjo un tiroteo en el que la policía llegó a herir a uno de los sospechosos. Pese a ello, los ladrones consiguieron escapar a pie, dejando tras de sí un reguero de sangre, según las fuentes consultadas. En el interior del coche que dejaron abandonado al huir, los agentes encontraron varias maletas que, como el vehículo, habían sido sustraídas en una vivienda de Marbella.

Los investigadores empezaban a pisarle los talones mientras trataban de reunir pruebas contra ellos. Según las pesquisas, la banda, con formación militar y claro reparto de funciones, según apuntan desde Interior, utilizaba una especie de berbiquí de fabricación propia para taladrar en las cerraduras el hueco necesario en el que introducir un alambre. Siempre actuaban pasada la medianoche –en el argot policial se les conoce como ‘soñarreros’– y no desdeñaban un objetivo por el hecho de que la casa estuviera habitada en esos momentos. De hecho, según ha podido saber este periódico, algunas de las víctimas mostraron en sus denuncias el convencimiento de haber sido narcotizadas con alguna sustancia mientras dormían, extremo que la investigación no ha podido confirmar.

La operación policial para desmantelar esta activa banda de ladrones ha sido extremadamente compleja por las fuertes medidas de seguridad que utilizaban. Según constatan las fuentes consultadas, cuando ‘salían’ a trabajar, se comunicaban entre ellos mediante equipos de radiotransmisión y nunca con sus teléfonos móviles, y cambiaban con frecuencia de vehículo gracias a la flota de coches de alta gama que iban consiguiendo en sus golpes. Como muestra, un botón. Sólo la noche de la persecución, los investigadores llegaron a detectar dos automóviles de alta gama de la marca Audi en manos de los sospechosos.

Tras varios meses de trabajo, los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil han logrado rematar la investigación con la detención de cinco presuntos miembros de este grupo organizado, al que se le imputan más de 70 robos en viviendas cometidos principalmente en Marbella. En la operación, han conseguido recuperar 19 vehículos, la mayoría de alta gama, que presuntamente habían sido sustraídos por la banda en las viviendas asaltadas, además de cuatro relojes de gran valor, anillos con diamantes y 10.000 euros en efectivo.