Diario Sur

¿Qué debo hacer si me encuentro un perro abandonado?

¿Qué debo hacer si me encuentro un perro abandonado?
/ Sur
  • Lo correcto es avisar a la policía o la guardia civil, que es la que debe intentar identificar al animal y llevarlo a un refugio si no encuentra a sus dueños

Pocas cosas transmiten tanto desamparo como la mirada de un perro perdido o abandonado. Y en un país con la alta tasa de abandono de mascotas como España, desgraciadamente no es raro encontrársela. Para alguien que sea amante de los animales, el primer impulso puede ser recogerlo y llevárselo a casa; para otros, lo más fácil es mirar hacia otro lado. Pero, ¿qué es lo correcto cuando nos topamos con un can que parece extraviado? La Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga da una consigna clara: "Hay que avisar a los cuerpos de seguridad, que son los que tienen la responsabilidad de hacerse cargo del animal e intentar contactar con el dueño", explica su presidenta, Carmen Cabello.

Así pues, si se ha encontrado el perro en zona urbana, lo que se debe hacer es llamar a la policía local para que acuda a recoger el animal. El protocolo que siguen los agentes es averiguar si el perro tiene chip de identificación y, en caso afirmativo, localizar a los dueños. Si no pueden encontrarlos, llevarán al perro al Centro Zoosanitario o a una protectora. Lo que no hay que hacer es llevar el animal directamente a la protectora. Cabello explica: "Hay gente que recoge al animal y nos lo trae pensando que está haciendo un bien, pero no es así. Lo que hay que hacer es avisar a la policía, porque ellos son los que pueden identificar al posible dueño". Además, la presidenta de la Protectora advierte: "Una vez que se recoge un perro de la calle, hay que ser consciente de que te haces responsable de él. Si no puedes o quieres hacerte cargo, piénsatelo", afirma, recordando la situación de saturación que sufre su refugio con casi un millar de animales acogidos. "Es especialmente dramático en el caso de las camadas de cachorros. La gente nos las trae y tenemos que decirles que si los dejan aquí los condenan a una muerte casi segura, ya que en el refugio hay parvo y otras enfermedades", añade.

¿Y si encontramos al perro fuera del casco urbano? Entonces la competencia recae en la Guardia Civil o al Seprona, aunque lo más fácil es marcar el número de emergencias (112). Cuando el animal está cruzando o rondando una carretera, la primera consideración a tener en cuenta tiene que ver, lógicamente, con la seguridad vial. Y es que no pocos accidentes se producen a causa de animales salvajes o abandonados. En autovía o carretera nacional no se debe parar bajo ningún concepto para recoger el animal; las consecuencias pueden ser dramáticas y, en el mejor de los casos, es motivo de multa. Si se trata de una vía en la que se pueda detener el coche en el arcén, el sentido común debe mandar. Si se puede parar en condiciones de seguridad, lo ideal sería dar aviso a Emergencias y esperar a que lleguen los agentes mientras se intenta evitar que el perro invada la calzada, aunque esto no suele ser fácil si está asustado.