Diario Sur

La Policía vigilará con helicóptero el campo de Vélez y Antequera para evitar los robos

Vista general de la Axarquia
Vista general de la Axarquia
  • El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones Artacho, anuncia una batería de medidas de coordinación y vigilancia de las plantaciones de la provincia de Málaga

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones Artacho, se ha reunido este jueves en la Subdelegación con los representantes de las organizaciones agrarias y ganaderas de la provincia, del Ayuntamiento de Málaga y mandos de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía para acordar nuevas medidas de coordinación y vigilancia frente a las sustracciones en el campo.

Briones ha anunciado, según un comunicado, que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "intensificarán sus controles y el trabajo de coordinación con los agricultores afectados, así como con las policías locales de ayuntamientos como el de Málaga, por ejemplo, donde la mayoría de las veces se distribuye el producto robado", ha señalado.

Así, además del trabajo más específico que ya desempeñan las comisarías de Antequera y Vélez-Málaga, se ha dispuesto por parte de la Comisaría que el helicóptero del Cuerpo Nacional de Policía preste un servicio de patrulla de vigilancia específico y habitual en ambas zonas.

Por su parte, junto a los dos equipos ROCA de la Guardia Civil que ya operan en la comarca antequerana y el Valle del Guadalhorce, se establecerá un dispositivo especial de coordinación en la Axarquía entre las unidades del Seprona, Tráfico e Inspección Fiscal y en coordinación siempre con la Comisaría de Vélez-Málaga. Todo ello con el objetivo de paliar y reducir las sustracciones en explotaciones ganaderas y agrícolas al inicio de las campañas más importantes, como son la aceituna, el mango y el aguacate.

Sin embargo, el subdelegado ha subrayado la importancia de contar con un marco legal actualmente inexistente y que corresponde establecer a la Junta de Andalucía, "el cual nos permitiría documentar la trazabilidad de los productos e intervenir sin ambages ante la ausencia de dicho documento".

Asimismo, Briones, a petición de los representantes de Asaja, Coag, Upa y las cooperativas presentes en la reunión, remitirá a la Junta de Andalucía una carta exigiendo mayor celeridad en los trámites burocráticos para sacar adelante lo antes posible el anteproyecto de Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía.

Dicho anteproyecto, que aún no ha sido debatido en el Parlamento Andaluz, recoge que los productos agroalimentarios "deberán llevar un documento de acompañamiento durante su transporte, emitido por explotaciones y empresas para facilitar su seguimiento y control de trazabilidad. De esta forma, se contribuye a evitar los robos de productos y el fraude", ha explicado.

Respecto a las medidas de autoprotección, dentro del Plan Contra Sustracciones en Explotaciones Agrícolas y Ganaderas que impulsa el Ministerio del Interior y el Ministerio de Agricultura, se prevé ya la coordinación entre administraciones y agricultores para garantizar la seguridad en cada caso.

De ahí han surgido recomendaciones que las propias asociaciones agrarias y ganaderas dirigen a sus asociados, como asegurar la explotación y producción, denunciar y tasar las sustracciones y pérdidas correspondientes o unificar recursos para la contratación de seguridad privada en algunos casos.

Los mandos de Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía han reiterado su compromiso de mantener un contacto directo con los agricultores y ganaderos, que puedan verse afectados y han incidido en la necesidad de denunciar "siempre".

Del mismo modo, el papel de los ayuntamientos en la lucha contra los robos en el campo es fundamental, ya que son los mercadillos, la venta ambulante, tiendas y restaurantes donde suele acabar llegando el producto sustraído.

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga, Mario Cortés, ha explicado que la capital es el principal punto de venta de productos robados de la provincia "y de otras colindantes, pero la competencia de la Policía Local es limitada y se centra sobre todo en las inspecciones de venta ambulante; lo que se vende en restaurantes, tiendas o mercados es más difícil de perseguir porque no están obligados a demostrarlo; de ahí la importancia de un marco regulador por parte de la Junta", ha expresado.

Finalmente, el subdelegado del Gobierno se ha comprometido a mantener nuevas reuniones y hacer un seguimiento a las medidas que se vayan adoptando para combatir las sustracciones en el campo, fijando para noviembre un próximo encuentro con las organizaciones afectadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.