Diario Sur

Málaga y Granada estarán unidas en una hora por AVE en verano de 2017

El viaducto de Archidona, con 3. 150 metros, es el más largo de la línea del AVE Antequera-Granada.
El viaducto de Archidona, con 3. 150 metros, es el más largo de la línea del AVE Antequera-Granada. / SUR
  • Los trabajos de la línea ferroviaria, paralizados desde hace un año, se reactivan hoy tras un acuerdo con la UTE adjudicataria

El ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá, ha anunciado que las obras del AVE a su paso por Loja (Granada), paralizadas desde hace un año, se reactivan hoy tras un acuerdo con la UTE adjudicataria, lo que permitirá acabar el trazado el próximo verano y que la alta velocidad funcione en otoño de 2017.

Catalá, que se ha reunido primero con representantes institucionales y políticos y después con agentes empresariales, ha adelantado que Fomento ha reactivado hoy las obras tras alcanzar un acuerdo con la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Dragados y Tecsa a la que se adjudicó el tramo de Loja.

La UTE presentó un modificado presupuestario al alza que ha mantenido las obras paralizadas durante un año, "un problema que se ha dilatado más de lo que habríamos querido" según Catalá, que se ha solucionado con un acuerdo que no ha detallado pero por una cuantía inferior al 10 % del precio total de la obra, como marca la ley.

El titular en funciones de Fomento ha explicado que el Gobierno prevé que el trazado completo de la alta velocidad entre Granada y Antequera se termine en el verano de 2017 para iniciar así la preparación de los maquinistas y el funcionamiento en prueba antes de su estreno comercial en otoño del próximo año. De este modo, ambas ciudades quedarán unidas por AVE en menos de una hora.

La reactivación de las obras de Loja despejará el aislamiento ferroviario de la provincia de Granada, que supera los 560 días sin conexiones por tren, y se ha fijado además una comisión de seguimiento que se reunirá por primera vez en dos semanas.

Catalá ha subrayado el esfuerzo inversor del Gobierno central para conectar Granada a la red de alta velocidad y ha recordado que ya se han materializado 1.400 de los 1.600 millones de euros para hacerlo y que las obras para la puesta en funcionamiento de esta infraestructura están al 90 % de ejecución.

Ha explicado además que cuando se termine el proyecto, con planes y alternativas modificadas desde su inicio por problemas técnicos, presupuestarios o restos arqueológicos, el traslado entre Granada y Madrid se hará en unas tres horas, algo más de seis para llegar a Barcelona y unas dos para desplazarse hasta Sevilla.

Tarifas

El titular en funciones de Fomento ha dicho que actualmente, con un trayecto de Granada a Antequera en autobús y el resto en AVE a Madrid, el tiempo de 3,45 horas es "razonable", aunque ha reconocido la necesidad de reducir los costes, por lo que Renfe rebajará desde el 1 de noviembre el trayecto a los 30 euros, 40 para desplazarse desde Granada a Barcelona.

La comisión de seguimiento analizará los resultados de este plan alternativo y la necesidad de fijar el número de frecuencias de estos trayectos y se encargará también de analizar las diferentes propuestas para la integración del AVE en Granada y la variante de Loja.

Catalá ha dicho que trabajarán desde la lealtad institucional y sabiendo que "no estamos en posesión de la verdad", por lo que ha dicho que estudiarán propuestas alternativas como la ofrecida por el Ayuntamiento de Granada y la Diputación, que han abogado por recuperar la conexión con Madrid por Moreda.

El titular de Fomento ha reiterado que no resulta competitiva una conexión para un viaje de más de cinco horas y media, ha explicado que requeriría plazos demasiado largos para recuperar la vía y formar a los conductores de dichos trenes, aunque no ha descartado por completo la opción, que estudiarán "con lealtad".

Sobre el soterramiento del AVE en su integración en Granada capital, Catalá ha recordado que costaría unos 700 millones de euros y que se trata de una cuestión urbanística, que se abordará entre todos para determinar costes, valoraciones y quién paga el proyecto, hasta el momento pospuesto para una segunda fase.