Diario Sur

Rincón de la Victoria pide a Costas y a la Junta la cesión del paseo marítimo para gestionar las terrazas

En el paseo marítimo rinconero hay más de cien negocios. :: e. c.
En el paseo marítimo rinconero hay más de cien negocios. :: e. c.
  • El pleno acuerda por unanimidad iniciar los trámites para conseguir que el Ayuntamiento tenga la titularidad de los casi 8 kilómetros del litoral

El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria no está dispuesto a seguir siendo 'el cobrador del frac' en su paseo marítimo. El Consistorio se ocupa de limpiar, mantener y arreglar los casi 8 kilómetros de trazado litoral que posee, de los que más de la mitad están totalmente urbanizados, mientras que el tramo más oriental, en Torre de Benagalbón, permanece sin paseo marítimo, con un carril de tierra.

Por este motivo, el pleno de la corporación celebrado el pasado miércoles aprobó por unanimidad de todos los grupos (PP, PSOE, Ahora Rincón-Podemos, Ciudadanos, IU, PA y el edil no adscrito Antonio Pérez) sendas mociones del concejal de Medio Ambiente, José María Gómez (PA), en las que se acuerda iniciar los trámites para solicitar a las dos administraciones competentes, la Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Medio Ambiente, y el Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Demarcación de Costas, la cesión completa de la titularidad del paseo marítimo, para poder gestionar así el cobro de las ocupaciones de la vía pública y no tener que seguir haciendo de 'recaudador' para ambas.

«No tiene sentido que el Ayuntamiento sea el que costee los gastos de mantenimiento y limpieza y que después haya una parte de los ingresos por las terrazas que se van para otras administraciones», consideró Gómez, quien explicó que una propuesta similar ya fue aprobada hace unos meses por el Ayuntamiento de Vélez-Málaga. «Es algo de pura lógica y de sentido común, debe ser el Ayuntamiento el que tenga la titularidad del paseo marítimo, porque es una zona urbana consolidada, otra cosa son los chiringuitos en la arena», agregó.