Diario Sur

Los bares de zonas turísticas podrán cerrar sus terrazas media hora más tarde

La Junta quiere que el nuevo decreto entre en vigor a principios de 2017.
La Junta quiere que el nuevo decreto entre en vigor a principios de 2017. / Álvaro Cabrera
  • La Junta de Andalucía también permitirá a las discotecas tener recintos exteriores, que podrán abrir hasta las 2.30 horas los fines de semana

La Junta de Andalucía parece dispuesta a ampliar el horario de las terrazas de bares y restaurantes en los municipios turísticos. Según se recoge en el último borrador del futuro decreto de horarios de apertura y cierre de los establecimiento públicos de Andalucía, las terrazas de estos negocios podrán abrir hasta las 2.30 horas –media hora más que hasta ahora– todos los viernes, sábados y vísperas de festivo cuando los negocios se ubiquen en municipios turísticos o en zonas declaradas de gran afluencia turística a efectos de horarios comerciales (ZGAT).

El nuevo documento en el que trabaja la Junta establece, no obstante, que el horario de las terrazas «se determinará libremente por los municipios» y que en ningún caso se podrá autorizar esa ampliación en áreas declaradas de especial sensibilidad acústica.

Según la actual definición que hace la administración, la medida afectará a los municipios turísticos de Benalmádena, Fuengirola, Nerja, Ronda y Torremolinos, que podrán aplicarla durante todo el año; y a Estepona, Marbella, Mijas, Rincón de la Victoria y Manilva, que sólo estarán autorizadas para hacerlo durante la Semana Santa y los meses de verano. En el caso de la capital, los hosteleros del Centro podrán ampliar su horario de terrazas durante la Semana Santa y el mes de agosto.

El futuro decreto, que está siendo consensuado con diferentes colectivos sociales, vecinales y profesionales, también prevé autorizar a las discotecas y salas de fiesta a disponer de una terraza en las mismas condiciones y horarios que el resto de establecimientos, algo que hasta la fecha tenían completamente prohibido. Según los planes de la administración andaluza, la norma podría entrar en vigor a principios del año que viene, una vez concluya el actual periodo de alegaciones.

Tal y como adelantó este periódico, el decreto también actualizará el nomenclator para hacer más flexible su cumplimiento, ya que el documento que actualmente está en vigor se publicó en el año 2002 y se ha quedado algo obsoleto. Entre los cambios que más van a beneficiar a los hosteleros destaca la posibilidad de poder acoger actuaciones en directo en el interior de los bares y restaurantes, algo que hasta la fecha sólo pueden hacer las discotecas y salas de fiesta. Inicialmente podrán hacerlo sólo hasta las 00 horas.

En lo relativo al Catálogo de Espectáculos Públicos, la administración regional simplificará al máximo la tipología de negocios haciéndola más acorde a los tiempos. En el futuro decreto sólo reconocerá dos tipos de actividades recreativas: de hostelería –«que podrán tener amenización musical mediante la reproducción sonora de grabaciones o, en su caso, mediante actuaciones en directo de artistas–, y de esparcimiento, en donde habrá «actuaciones en directo de artistas, o la actividad de bailar en pistas o espacios del establecimiento específicamente acotados y previstos para ello».