Diario Sur

Medio centenar de personas se concentran para rechazar la agresión a un celador

  • En el acto, que tuvo lugar en el propio centro de salud donde ocurrieron los hechos, se pidieron más medidas de seguridad

Medio centenar de personas se concentraron ayer en las puertas del Centro de Salud de Alhaurín de la Torre en señal de rechazo a la agresión sufrida por un celador conductor del servicio de urgencias el pasado día 2 de septiembre. Este grupo de personas, formado por trabajadores y usuarios estuvieron también acompañados de miembros del equipo directivo en respaldo al trabajador, que permanece de baja a causa del ataque.

El sindicato CSIF Málaga aprovechó la cita para recordar que, a pesar de que el centro de salud ejecutó el plan de actuación establecido en caso de agresión, éste no cuenta con medidas de seguridad efectivas, adecuadas al tipo de riesgo, como presencia continuada de seguridad. Esta central sindical, que reclama «tolerancia cero» ante cualquier tipo de violencia contra los trabajadores, pidió a la Administración que revise y establezca las medidas de seguridad necesarias para salvaguardar a trabajadores y pacientes en este centro de salud.

Según datos aportados por el sindicato, el 25 por ciento de las agresiones registradas en 2015 en la provincia no tuvieron causa aparente, que, como el incidente en Alhaurín de la Torre, suelen ser los casos más conflictivos y los de peor solución. Por ello, reclamaron ayer un mayor esfuerzo conjunto «para evitar estas situaciones en el futuro».