Diario Sur

El Ayuntamiento estudia personarse como acusación particular por el incendio

  • Mantienen la prohibición de entrar en la zona afectada al existir peligro de desprendimientos tras el siniestro en la Hoz de Marín

Esclarecer lo ocurrido y evitar en el futuro actitudes contra el patrimonio natural. Aunque la Policía Judicial sigue su trabajo en la investigación del origen del incendio que ha calcinado 119 hectáreas en La Hoz de Marín de Archidona, el Ayuntamiento está estudiando personarse como acusación particular, teniendo en cuenta que afecta en parte a terrenos públicos, según reconoció ayer la alcaldesa de Archidona, Mercedes Montero.

La regidora no quiso valorar nada acerca de la investigación, aunque sí pidió respeto hacia la familia del hombre detenido y actualmente en prisión. «Hay un detenido relacionado con este incendio vecino de nuestra localidad, las autoridades judiciales y las fuerzas de seguridad del Estado siguen realizando su trabajo para esclarecer totalmente este hecho, pero al mismo tiempo pido respeto hacia su familia, que es ajena a esta incidencia, ya que conviven a diario entre nosotros y tenemos que tener prudencia, consideración y educación», afirmó Montero.

Otro problema con el que se está encontrando el Consistorio es la entrada de ciudadanos en la zona afectada por el incendio. «Quiero recordar a todos los vecinos de Archidona la prohibición de acercarse a la zona afectada por el fuego debido al inmenso peligro que representa, ya que se producen desprendimientos y caída de troncos», subrayó Montero. En la zona siguen además trabajando nueve bomberos del Infoca, un guardia forestal y una autobomba, debido a la existencia aún de algunos puntos calientes. Montero agradeció el trabajo de todos los profesionales (alrededor de 500) que han luchado en los trabajos de extinción, así a como todas las muestras de afecto y apoyo recibidas.

Recuperación de aves

Además de la superficie de matorral y pinar autóctono afectada, se teme que la rica fauna del entorno de la Hoz de Marín también se haya visto afectada. Concretamente, la Policía Local recuperó un polluelo de azor que se ha destinado al centro de recuperación. «Había una colonia con varias águilas perdiceras y búhos reales que a partir del incendio habrán desalojado la zona, pero los técnicos tienen la esperanza de que estas aves y toda la fauna que allí había, una vez que se vaya regenerando el espacio, pueda volver, aparte también había rabilargos y ginetas», explicó el concejal de Medio Ambiente, Pablo Gálvez, que matizó que aún no hay datos sobre el número de especies perdidas.

Durante estos días se sigue esperando el informe para conocer la hoja de ruta para la recuperación forestal del paraje. «Todavía no sabemos el cauce ni los tiempos para la recuperación, si hay que esperar a que la naturaleza por su propia cuenta empiece a regenerarse, si hay que esperar un tiempo y no tocar nada o hay que empezar a quitar maderas, todo eso nos lo dirán los técnicos cuando hagan la valoración completa», reiteró la alcaldesa. La Federación Andaluza de Caza y la Sociedad de Cazadores ha puesto a disposición del Ayuntamiento sus recursos propios.