Diario Sur

Los malagueños son los que más esperan para una operación en la sanidad pública andaluza

  • Carlos Haya y el Clínico tienen a 927 pacientes sin ser intervenidos pese a que han superado el tiempo máximo que deben aguardar

Los datos ofrecidos ayer por la Consejería de Salud sobre las listas de espera no arrojaron ninguna sorpresa: simplemente, confirmaron lo que ya se suponía. Así, los malagueños continúan un año más a la cola de Andalucía en cuanto al tiempo que transcurre hasta que pasan por un quirófano. La provincia de Málaga ocupa la última posición en las demoras quirúrgicas de la sanidad pública andaluza. En las operaciones para las que Salud garantiza un plazo máximo de 180 días, los malagueños sufren de media un retraso de 67 días para ser operados, ocho días más que la media andaluza, situada en 59 días. Asimismo, son los que más tardanza soportan en las operaciones cuyo tope son 120 días, con 51 días de media, frente a los 46 de la media andaluza.

Estos datos, que se cerraron a fecha del pasado 30 de junio, confirman lo que ya preveían los sindicatos y los profesionales, que las listas de esperan habían crecido. En total, hay 10.008 pacientes malagueños esperando ser operados de una operación incluida en el decreto de 180 días, mientras que 3.975 están en el decreto de 120 días. Aparte, hay que tener en cuenta a otros 6.000 usuarios que han perdido la garantía y, por tanto, no hay un plazo determinado para intervenirlos. Se pierde la garantía cuando el enfermo se niega a la operación, no se presenta el día que es citado para ser intervenido o retrasa el acto quirúrgico de manera injustificada, explicó Salud en un comunicado.

Un elemento significativo es que 927 pacientes de Málaga tienen derecho a que la sanidad pública les pague su operación en el centro privado que elijan, ya que no les ha dado respuesta en el tiempo fijado por los decretos que establecen un tope de 180 días (seis meses) y de 120 días (cuatro meses) para una operación. En esa situación están 791 enfermos del Hospital Regional Carlos Haya y 136 del Clínico Universitario. En el listado de Carlos Haya hay registrados 408 pacientes pendientes de una artroplastia de rodilla que, a 30 de junio pasado, llevaban esperando 190 días (el máximo eran 180), 45 pendientes con 190 días de demora para una intervención de hueso (10 días de más) y 43 con problemas de articulaciones con 191 días de espera (11 días por encima de lo permitido). Por otro lado, también en Carlos Haya, hay 114 pacientes para una prótesis de cadera fuera del plazo que fija 120 días para ser operados (su demora a 30 de junio era de 151 días) y 102 enfermos a los que había que hacer una artroscopia (demora de 144 días). Por su parte, el Clínico tenía, al finalizar junio, a 259 pacientes que no habían sido intervenidos todavía de una colelitiasis (cálculos biliares), pese a sus 136 días de espera. Carlos Haya presenta una demora media de 84 días para las operaciones que no deben exceder los 180 días y de 62 en las de 120 días. Las demoras medias del Clínico Universitario, para esos dos casos, son de 74 y 68 días, respectivamente.

En una nota difundida por Salud se dice que los malagueños esperan casi un mes menos que la media del conjunto de enfermos del Sistema Nacional de Salud para las intervenciones más frecuentes. Asimismo, se indica que en el caso de las operaciones cuyo tope es de 120 días, los pacientes de Málaga aguardan 29 días menos que la media nacional (51 días frente a 80), mientras que en las intervenciones que no deben rebasar los 180 días, la demora media es de 22 días menos que el promedio español (67 días frente a 89).

Hospitales comarcales

El Hospital Costa del Sol de Marbella cuenta con una demora media que oscila entre los 44 días (operaciones de 180 días) y 41 días (intervenciones de 120); el comarcal de Ronda está entre 55 y 50 días; el de la Axarquía entre 49 y 45 días y el Comarcal de Antequera tiene un retraso medio de 71 días para las intervenciones de 180 días y de 55 para las de 120.

En cuanto a las primeras consultas con los médicos especialistas, Málaga ocupa el penúltimo puesto, con una demora media de 47 días, dos por encima del promedio andaluz. El 30 de junio pasado había 45.730 malagueños pendientes de una primera consulta, de ellos 127 soportaban una demora superior a 60 días, que es el plazo máximo. En el apartado de pruebas diagnósticas, la situación de la provincia de Málaga es mejor, ya que la demora media es de 16 días, dos menos que el promedio andaluz.

Temas