Diario Sur

Bajada de las temperaturas este martes en Málaga y lluvias en Ronda y Antequera

Bajada de las temperaturas este martes en Málaga y lluvias en Ronda y Antequera
/ F. Silva
  • Las precipitaciones se extenderán por el interior de la provincia de oeste a este a partir del mediodía

La vuelta al cole de los más pequeños de la casa va a suponer también un regreso a las precipitaciones este martes en Málaga. Así, Meteorología anuncia una bajada en las temperaturas y cielos nubosos, con precipitaciones que se extenderán por el interior (especialmente en las comarcas de Ronda y Antequera desde las 12 de la mañana) de oeste a este de la provincia a partir del mediodía. No se descarta, además, que también se registren algunos chubascos débiles y ocasionales en el litoral por la tarde. Al final del día se abrirán claros en los cielos y remitirán las precipitaciones, según la previsión de Aemet.

Las temperaturas permanecerán sin cambios en el valle del Guadalhorce y registarán un descenso en el resto de la provincia. Los valores más altos se esperan en capital, donde Aemet estima que se alcanzarán los 28 grados de máxima y 22 de mínima mientras que la comarca de Ronda se situará en el extremo opuesto, con 23 de máxima y 14 de mínima.

Los vientos soplarán de componente oeste, con intervalos de fuertes a partir de la tarde.

La situación será similar a la que se vivirá durante la joranda en el resto de Andalucía, donde se espera un aumento de la nubosidad de oeste a este hasta quedar los cielos cubiertos, con chubascos generalizados y acompañados de tormentas, salvo en el extremo oriental y el litoral mediterráneo, donde serán poco probables. Los chubascos podrán ser localmente fuertes en Huelva, Cádiz, Sevilla y Córdoba. Por la tarde se abrirán claros por el oeste, remitiendo las precipitaciones en las comarcas occidentales. Temperaturas en descenso generalizado, que será notable en las máximas del interior occidental, pudiendo esta bajada ser localmente extraordinaria, de más de 10 grados. Vientos de componente oeste, aumentando a fuertes con rachas muy fuertes en el litoral mediterráneo oriental y en zonas altas del interior.

Posibles desbordamientos

La dirección general de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), informa de que, a partir de este martes, 13 de septiembre, se espera un cambio brusco en la situación meteorológica que podría dar lugar a precipitaciones localmente fuertes y persistentes en la Península, con el consiguiente riesgo de desbordamientos puntuales.

Este cambio brusco del tiempo irá acompañado de vientos fuertes en el litoral cantábrico y de un significativo descenso de las temperaturas en la mayor parte de la Península, según precisa Protección Civil.

Por ello, ante las lluvias intensas, Protección Civil recomienda que, si va conduciendo, hay que disminuir la velocidad, extremar las precauciones y no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. En caso de tener que viajar, pide procurar circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.

En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, se debe tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos pues el rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.

Si comienza a llover de manera torrencial, aconseja no atravesar con el vehículo ni a pie los tramos inundados, ni intentar salvar el automóvil en medio de una inundación. En caso de encontrarse en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente, hay que dirigirse a los puntos más altos de la zona.

No obstante, el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.

Ante el riesgo de tormentas, recuerda que el peligro para las personas se produce, fundamentalmente, en campo abierto. No obstante, en los núcleos urbanos también hay peligro de caída de rayos, por lo que es conveniente colocarse cerca de los edificios para protegerse. En las viviendas se aconseja evitar las corrientes de aire. Si va conduciendo, un vehículo cerrado puede ser un buen refugio.

En caso de estar en el campo, recomienda evitar correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, crestas o divisorias, no refugiarse bajo los árboles y alejarse de alambradas y objetos metálicos.

Temas