Diario Sur

Málaga vuelve a ser una referencia en el día del Orgullo Gay

La bandera símbolo de igualdad y respeto ondeó en seis grandes ayuntamientos
La bandera símbolo de igualdad y respeto ondeó en seis grandes ayuntamientos / NURIA FAZ
  • Crecen por segundo año consecutivo los ayuntamientos que han colgado la bandera arcoíris y en los que se han leído manifiestos

Hace unos años, la celebración del día del Orgullo Gay tenía, tanto en Málaga como en España, mucha menor incidencia que la que ha logrado en estos últimos tiempos. Pese a ello, aún hay una gran parte de la sociedad que no conoce el origen de este movimiento LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) moderno, que tiene sus raíces en 1969. El 28 de junio de aquel año tuvieron lugar los Disturbios de Stonewall, originados por una redada de la Policía de Nueva York en el Stonewall Inn, un local frecuentado por hombres y mujeres gays y lesbianas. Esta ‘batalla’ callejera provocada por el hartazgo de la persecución hacia el colectivo por las instituciones, dio paso a la creación de las primeras organizaciones y manifestaciones en occidente, lo que a la larga ha sido el germen para la obtención de derechos en asunto en el que España es referencia desde el año 2005, cuando se aprobó la ley de Matrimonio Igualitario por el gobierno de Zapatero y el rechazo del Partido Popular.

Once años más tarde, la reivindicación de esta efeméride –en los municipios más grandes de la provincia de Málaga– es una realidad a la que se han sumado todos los colores políticos. No en vano, estos dos últimos años han sido varios los ayuntamientos que se han sumado al izado de la bandera arcoíris –representativa del colectivo LGTB–, así como a la lectura de los manifiestos reivindicativos, que recuerdan que la igualdad real aún no es una realidad en España, así como para visibilizar la situación en otros países, en los que la homosexualidad y la transexualidad sigue estando perseguida por ley, e incluso se condena a muerte por ello.

En este año 2016 por primera vez la bandera símbolo de igualdad y respeto ondeó en seis grandes ayuntamientos en los que no lo había hecho nunca antes: Ronda, Alhaurínde la Torre, Fuengirola, Mijas, Torrox y Nerja. El año pasado colocaron la enseña por primera vez los ayuntamientos de otros seis grandes municipios: Vélez-Málaga, Rincón de la Victoria, Antequera, Benalmándena, Torremolinos y Marbella. Según aseguraron desde la Federación Arco Iris –con incidencia en toda la provincia–, salvo Antequera, «los demás municipios accedieron a la petición del izado de la bandera tras el cambio de gobierno municipal producido en las elecciones de mayo de 2015».

A esta lista de doce consistorios hay que añadir el de Málaga capital, municipio que ya viene conmemorando el día del Orgullo Gay desde hace más de una década. Este año la capital de la Costa del Sol acogió una concentración a las 8 de la tarde bajo el lema «El orgullo será feminista o no será», en la que participaron las organizaciones de Ojalá, Amnistía Internacional, Familias por la Diversidad y la Federación Andaluza Arco Iris, entre otras.

Para Gonzalo Serrano, presidente de la Federación Andaluza Arco Iris, estos actos simbólicos suponen una manera de mandar señales «con las que cada ayuntamiento lanza un mensaje claro de compromiso con la igualdad y de respeto a la diversidad afectivo-sexual y de géneros ante la ciudadanía». Por su parte desde Familias por la Diversidad, asociación de padres, madres y familiares de personas LGBT, señalaron que es muy importante «que todos los municipios apoyen al colectivo pues en todos hay homosexuales, bisexuales y/o transexuales», apuntó su presidenta, Isabel Martínez.

Una de las curiosidades respecto a esta bandera es, sin duda alguna su origen. Un día antes de los Disturbios de Stonewall, el 27 de junio de 1969, tuvo lugar el entierro de la actriz protagonista de El mago de Oz, Judy Garland –considerada el primer icono gay de la historia–, y los asistentes llevaron este símbolo como homenaje.

Por su parte, la Federación Arco Iris publicó ayer, por vez primera, un estudio sobre los logros en el ámbito del respeto a lesbianas, gays, bisexuales, transexuales por parte de los consistorios en este primer año de legislatura, teniendo en cuenta cinco indicadores en relación a las «actividades y políticas arco iris» en cada municipio. A este respecto, Vélez-Málaga obtiene «matrícula», mientras Alhaurín de la Torre y Rincón de la Victoria reciben un «sobresaliente». En la parte negativa, siempre según Arco Iris, suspenden por «comportamiento sectario y poco transparente», Málaga capital y Antequera.