Diario Sur

Los retos de Málaga hasta el 2020

Los retos de Málaga hasta el 2020
  • Expertos definen las asignaturas pendientes de la provincia para la próxima legislatura

Expertos definen las asignaturas pendientes de la provincia para la próxima legislatura.

1-ECONOMÍA

Crear empleo con miras al reto de tener un 75% de población ocupada

La provincia está creando empleo, pero le queda mucho camino por recorrer hasta recuperar niveles previos a la crisis (hay quien dice que se tardará más de una década). La UE ha marcado un objetivo para 2020: un 75% de la población entre 20 y 64 años debe estar ocupada. Y a día de hoy Málaga ronda el 55%. Diversificar la economía es crucial para acabar con el desempleo estructural, ése que no desaparece ni en la temporada turística.

Aumentar el peso del sector industrial

Éste es un reto imprescindible si se quiere crear empleo de calidad. La industria es el sector que menos vaivenes sufre y el que genera puestos de trabajo más estables. Y Málaga es una economía con un serio desequilibrio: menos del 5% de su población ocupada trabaja en dicho ramo. La receta de los expertos: huir del voluntarismo, hacer un diagnóstico de los sectores en los que Málaga puede ser competitiva y concitar un esfuerzo público-privado para atraer inversiones.

Bajar diez puntos el porcentaje de población en riesgo de pobreza

Málaga tiene a un 31% de su población en riesgo de pobreza, casi diez puntos más que la media nacional. Y esto, aparte de ser un drama social, supone un lastre para su desarrollo económico. Reducir este dramático porcentaje es una de las prioridades marcadas por la Fundación Ciedes para 2020, siguiendo las directrices de la UE. Los expertos piden planes de atención integral a las familias para romper el círculo de la pobreza.

Aprovechar el potencial del Puerto

El II Plan Estratégico de Málaga ya apuntaba la necesidad de aprovechar las oportunidades de ser una ciudad litoral y portuaria. A nivel turístico se ha conseguido con los cruceros y, a nivel urbanístico, Muelle Uno y el Palmeral han supuesto la reconciliación de los malagueños con el mar. Pero falta avanzar más en la pata económica: potenciar el tráfico de mercancías desde el Puerto de Málaga y el surgimiento de iniciativas ligadas a la ‘economía azul’ (vinculada al mar).

2-INFRAESTRUCTURAS PROVINCIALES

Aclarar el ordenamiento urbanístico de Marbella

La anulación del PGOU de Marbella por parte del Tribunal Supremo ha vuelto a poner patas arriba el urbanismo y la seguridad jurídica en esta ciudad, poniendo en peligro además el despertar inmobiliario de la Costa del Sol, que se estaba focalizando en ella. Más allá de soluciones transitorias, es crucial que antes de 2020 se redacte un nuevo plan que acabe con la incertidumbre de una vez por todas.

Alcanzar el ansiado vertido cero

Plantear el saneamiento integral como objetivo para 2020 causa sonrojo, pues es una reivindicación que se arrastra desde hace cuatro décadas. Y más cuando el 1 de enero de 2016 acaba el plazo para cumplir la directiva europea que obliga a garantizar la depuración de aguas residuales. Pero el vertido cero sigue siendo asignatura pendiente. Y para que deje de serlo hay que acometer una treintena de actuaciones. El mayor punto negro no es ya la Costa, sino el Guadalhorce.

Propiciar el despegue definitivo de la Axarquía

El arquitecto Salvador Moreno Peralta es una de las voces que reivindican que es «la hora de la Axarquía». Dotada de unos recursos naturales excepcionales y con un sector agroindustrial cuya pujanza no ha hecho más que empezar, la comarca oriental tiene como principales retos garantizarse el suministro de agua y trabajar su imagen de marca para aprovechar al máximo sus atractivos turísticos.

3-INFRAESTRUCTURAS DE MÁLAGA CAPITAL

Definir la solución para el Guadalmedina

Los urbanistas consultados descartan que la solución para el cauce del Guadalmedina esté lista para 2020. A lo que aspiran es a que esté encarrilada para esa fecha. «Que para entonces se haya llegado a un consenso de qué se va a hacer y haya un calendario de actuaciones», apuntan desde Fundación Ciedes, que apuesta por dividir en fases las obras necesarias, pues pueden superar los 150 millones de euros.

Recuperar los Baños del Carmen

Otra asignatura que la ciudad arrastra ya desde hace demasiado tiempo. Más allá de la embrollada situación actual de este simbólico enclave –con una disputa judicial entre concesionarios y Junta–, la concesión actual caduca en 2018, por lo que cabe esperar que antes de 2020 las administraciones implicadas –Junta, Ayuntamiento, Costas– hayan tomado las riendas en este asunto enquistado y acometan por fin la rehabilitación y protección del Balneario.

Dar un nuevo uso a la manzana del Astoria

Si se derribarán o no los edificios que albergaban los cines Astoria y Victoria; si en su lugar se levantará un museo, un mercado gourmet, una sala de conciertos o todo lo anterior; si el nuevo espacio será de gestión pública o privada... todas estas incógnitas siguen abiertas a día de hoy alrededor de una de las manzanas más emblemáticas del Centro Histórico. La pelota está en el tejado del Ayuntamiento.

4-MOVILIDAD

Llevar el AVE hasta el aeropuerto

Ésta es una infraestructura necesaria no sólo para Málaga, sino para el resto de ciudades andaluzas. De hecho, los alcaldes de Málaga, Sevilla, Córdoba y Granada se han puesto de acuerdo recientemente para reclamar al Gobierno de la nación una conexión de alta velocidad ferroviaria por AVE con el aeropuerto Pablo Ruiz Picasso como gran puerta de entrada de visitantes a Andalucía. De esta manera la región entera ganaría competitividad turística.

Terminar todas las líneas del Metro

Recientemente el consejero de consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, anunciaba que las obras que restan del metro de Málaga se acabarán para el verano de 2018. La llegada del suburbano hasta el Hospital Civil en la prolongación de la línea 2 será la culminación de esta actuación. En el aire queda la posibilidad de que además llegue a Ciudad Jardín y a la zona Este, como inicialmente se diseñó (a día de hoy descartado), así como al PTA.

Conectar Málaga con Marbella por tren

El tren litoral es una de las promesas electorales que los distintos partidos han compartido en la pasada campaña. Hasta ahora, esta ansiada infraestructura no ha pasado de la fase de estudio. De hecho, ahora están en curso los estudios de impacto ambiental de la prolongación del Cercanías Málaga-Fuengirola hasta Marbella y Estepona. Esta actuación así planteada estaría terminada para 2020. Si se opta por un trazado nuevo, la aspiración es tener las obras empezadas.

Solucionar el acceso al PTA con tren o metro

A día de hoy, el Parque Tecnológico da trabajo a más de 15.000 personas. Para 2020, si se cumplen las proyecciones del director del recinto, Felipe Romera, la cifra puede haber saltado a 40.000. De ahí que sea crucial trabajar desde ya en una solución para la movilidad sostenible de esos trabajadores. Prolongar el cercanías (la línea C2) o el metro hasta la tecnópolis son las dos opciones que se barajan, pero aún no se ha empezado a trabajar en ninguna.