Diario Sur

El padre: "Nos han tachado de secuestradores. Sólo queremos otro tratamiento"

vídeo

Imagen del vídeo subido a Youtube

  • En un vídeo colgado en Youtube el sábado por la tarde, Brett King explica las causas de su huida y asegura que sólo pretenden reunir dinero para que el menor sea tratado en otro hospital

El padre del niño de cinco años Ashya King, afectado de un tumor cerebral, subió el sábado por la tarde un vídeo a Youtube en el que se le ve tumbado en una cama con su hijo en el regazo y donde explica las razones de la huida de la familia. En el vídeo, en el que el menor aparece tranquilo y conectado a una máquina, el padre lamenta que se les haya tachado de secuestradores y de que la policía le siga los pasos.

Brett King, que tiene una empresa inmobiliaria en Marbella, asegura en el vídeo, grabado horas antes de su detención, que el pequeño está bien: "Ahora mismo está bien, desde que tomamos la decisión de sacarlo del hospital sonríe mucho más". El progenitor se refiere a la máquina a la que está conectado el menor y que aparece sobre una mesita de noche: "Se ha hablado mucho sobre esta máquina. Como podéis ver está conectada". King se refiere de esta forma a las advertencias policiales y sanitarias realizadas sobre la posibilidad de que el dispositivo, vital para el pequeño, se quedara sin batería o sin suplementos alimenticios.

El padre también explica los motivos que les llevaron a abandonar el centro sanitario y lo justifica por el interés de la familia en que Ashya recibiera un tratamiento alternativo. En concreto, la familia solicitó protonterapia, un tratamiento de radioterapia que no cubre la Seguridad Social británica y que, según sostiene, es más efectivo en este tipo de cáncer en niños porque las irradiaciones se centran en el tumor y no afecta al resto del cerebro. Los facultativos, prosigue, les dijeron que no funcionaría en este caso. King asegura que llegaron a plantear a los médicos que fuera tratado en Suiza o en Estados y deja claro que existían divergencias con el oncólogo hasta el punto de que afirma que el hospital les amenazó con una orden de protección del menor que les impediría cuidarlo. "Decidimos intentarlo y solventarlo nosotros, pero ahora somos casi refugiados".

King hace referencia en el vídeo a que la intención de la familia es conseguir dinero para ese tratamiento alternativo. "Mi hijo tiene todo lo que tenía en el hospital. No voy a volver a Inglaterra si no puedo darle el tratamiento que quiero", asegura.