Desde 2003 es obligatorio que los edificios de nueva construcción sean accesibles

Rampa de acceso al colegio La Campiña de Cártama/SUR
Rampa de acceso al colegio La Campiña de Cártama / SUR

Educación ha invertido casi 9 millones en adaptar a la normativa unos 120 colegios e institutos de la provincia

FRANCISCO GUTIÉRREZ

Todos los edificios de nueva construcción, así como las ampliaciones de los mismos, tienen que cumplir con la normativa de accesibilidad. Así lo fija una Orden de 24 de enero de 2003 de la entonces Consejería de Educación y Ciencia, que estableció las normas de diseño y constructivas para los edificios de uso docente en Andalucía. Desde entonces, tanto en los centros docentes de nueva construcción como en las ampliaciones, se tiene en cuenta la integración de los edificios en su entorno urbano y su adecuación a las condiciones bioclimáticas del lugar. Asimismo se garantiza la accesibilidad a personas con discapacidad.

De esta manera, todos los centros deben ser accesibles a personas con discapacidad en todas las plantas del edificio, se proyectan rampas como mínimo en los accesos a la entrada principal y a las zonas de juegos y en todos los espacios exteriores está presente en todo momento el concepto de accesibilidad. Del mismo modo se promueven las instalaciones de energía renovable y se incorporan las nuevas tecnologías mediante las instalaciones de voz y datos. En todo caso se cumplirá la legislación vigente en materia urbanística, de higiene, habitabilidad y seguridad.

Por tanto, todos los centros educativos de nueva construcción, más de 40 en la provincia de Málaga desde la entrada en vigor de la normativa, están adaptados y son accesibles. Por otra parte, la Consejería de Educación está actuando progresivamente en las infraestructuras escolares anteriores para mejorar sus condiciones de accesibilidad. En este sentido se han realizado hasta ahora alrededor de 150 actuaciones en unos 120 centros por un importe de 9 millones de euros. Además, se actúa en caso de tener conocimiento de la existencia de algún docente o alumno que presente dificultades de movilidad.

Durante este verano se han acometido otras seis actuaciones en otros tantos centros docentes, los CEIP Clara Campoamor de Alhaurín de la Torre, Virgen de la Aurora de Arriate, Cerro Coronado y Lex Flavia Malacitana de Málaga y en los IES Bezmiliana de Rincón de la Victoria y Campanillas, para mejorar su accesibilidad y que han contado con un presupuesto global de unos 240.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos