Aquel 15-J de 1977

Durante la jornada electoral hubo colas en muchos colegios, algunos de los cuales permanecieron abiertos hasta que votara todo el mundo.
Durante la jornada electoral hubo colas en muchos colegios, algunos de los cuales permanecieron abiertos hasta que votara todo el mundo. / ARCHIVO SUR

Hoy hace 40 años las primeras elecciones tras la muerte de Franco causaban colas en una Málaga que votaba ilusionada

CARLOS CÓRCOLES Málaga

Pasados más de 41 años, después de los últimos comicios republicanos, los malagueños acudieron a las urnas, el miércoles 15 de junio de 1977. Aquel día el Gobierno expresaba la voluntad del ejecutivo de mantener el orden durante la jornada electoral. En SUR, un editorial titulado: 'El Espíritu del 15 de junio' indicaba que el mensaje civil más importante, que dejaba esa jornada era que "la cólera de los antagonismos debía dejar paso al espíritu de cooperación", en una nueva etapa en la que todo el mundo tendría su lugar.

Era el día señalado. Tras una campaña de más de quince días que se inició el 24 de mayo de 1977, en la que como indica el actual alcalde de Málaga y entonces candidato al Congreso por UCD, Francisco de la Torre, se vivió con tal esperanza e ilusión que parte de los votantes acudieron iba incluso a los mítines de partidos a los que no iban a votar. Los colegios electorales abrieron a las nueve de la mañana y los presidentes de mesa pronunciaron: "comienzan las votaciones".

Desde antes de que se abriesen los centros de votación, había colas en algunos centros incluso de más de ochenta metros, lo que provocó que muchos ciudadanos tuviesen que esperar hasta cuatro horas para poder ejercer su derecho al sufragio.

El entonces secretario general de los socialistas malagueños (PSOE) y número dos al Congreso en esas elecciones, Carlos Sanjuán, recuerda cómo tuvo que tranquilizar a algunos ciudadanos, que aquel día, cansados por la espera, amagaron por irse y no depositar la papeleta en la urna. Algo que se debía según él, a la concentración de votantes en algunos colegios de votación.

De hecho, según los cálculos realizados, hubo seis colegios electorales, que de acuerdo a los datos del censo de la época (cuestionados por sus imprecisiones y defectos) tenían cinco mil personas asignadas para votar. En este sentido, al igual que en las últimas elecciones de 2016, el colegio Gibraljaire fue el que tuvo más electores (en torno a las ocho mil), 3.000 más que en la actualidad.

Otro de los errores ocurridos aquel día, producto de la inexperiencia, fue el hecho de que muchas personas tuvieron que votar en sitios alejados de su domicilio. Eso provocó, según cuenta Ignacio Trillo, por aquel entonces responsable de la campaña electoral del Partido Comunista en Málaga, aquel entonces en algunos sitios, miembros del Partido Comunista trasladas en en coche a varios electores a su colegio electoral asignado.

Con todos estos contratiempos, pero con mucha ilusión, la mayor parte de los ciudadanos acudió con el sobre en mano desde su casa, evitando así usar las cabinas –cuyo objeto de garantizar una mayor intimidad-, pero no fueron muy usadas. Este hecho permitió que las demoras anteriormente comentados no se alargaran todavía más y que el tiempo medio de espera fuese de unos veinte minutos.

De esta manera y a veces con mucha paciencia, los ciudadanos se acercaron a las urnas. Podían escoger entre catorce candidaturas al Congreso y veintiuna al Senado (a pesar de que alguna de éstas se había retirado). Algunas personalidades como la periodista María Teresa Campos -entonces 'Mary' Tere Campos- concurría dentro de la candidatura del partido Reforma Social Española.

A las ocho de la noche, muchos colegios no habían cerrado. El Gobierno Civil, había dado la orden expresa de permitir ejercer el derecho al sufragio a todas aquellas personas que estuviesen en cola. De esta manera, en algunos centros como el colegio San Vicente Pau, las votaciones se prologaron más allá de las once de la noche.

"Fue un día muy positivo carente de incidentes significativos, en que España, dio ante el mundo y ante sí misma un ejemplo de cómo hacer algo que era normal en los países del entorno, tras muchos años sin elecciones libres y democráticas", explica Francisco de la Torre.

Religiosas repartiendo papeletas del PCE

En una jornada histórica, hubo anécdotas para todos los gustos. Incluso algunas protagonizadas por religiosas. Es el caso de Sor María Francisca, una monja de clausura del Monasterio de Santa Clara (Plaza de Capuchinos), que salió a la calle por primera vez en 30 años. La última vez que lo había hecho fue en 1947, cuando se vio obligada a dejar las instalaciones del lugar anexo a la parroquia de Santa Teresa por culpa de un incendio. La experiencia, fue para Sor María excepcional. Cuándo se le preguntó por el sentido de su voto, esta religiosa contestó terminantemente “¿No quedamos que el voto era secreto?”.

Otra de las curiosidades de la jornada, la protagonizaron dos religiosas de la orden Hermanitas de Jesús, a las que la Guardia Civil, instruyó diligencias por repartir candidaturas del PCE en la puerta de un colegio en la zona de la Palmilla.

¿Y yo dónde voto?

A pesar de que la administración había publicado la localización de los colegios electorales, y de que los servicios informativos del Ayuntamiento de Málaga y de sus entonces tenencias de alcaldía de la plaza de Bailén, El Palo y Torremolinos habían despejaron muchas dudas, hubo ciudadanos que hicieron cola en balde para poder votar. El origen del problema, estuvo en que muchos electores acudieron al mismo colegio donde habían ejercido el derecho al sufragio en el referéndum para la aprobación de la Ley de la Reforma Política en diciembre de 1976, pero en esta ocasión en muchos casos no era en el mismo sitio.

La campaña de Rosa Francia

"He hecho todo lo posible para que no se presente, mi campaña ha sido dura, pero...". Quien así se expresaba era Rosa Francia, esposa de Francisco de la Torre, entonces candidato número uno por UCD al Congreso, cuando era abordada con su marido al dirigirse en la sede electoral del partido. No tuvo mucho éxito pues no lo consiguió. UCD sí, sacó 3 diputados.

Fotos

Vídeos