19.249 personas optan a alguna de las 610 plazas de las bolsas de empleo de la Diputación de Málaga

La institución provincial oferta puestos para 31 profesiones de los que irá tirando para contratar a interinos y cubrir huecos con personal eventual

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Si cualquier puesto de trabajo que sale al mercado tiene garantizado un buen número de pretendientes, cuando a la oferta de empleo se le añade el apellido ‘público’ el resultado es un aluvión de candidatos. La última prueba está en las 31 bolsas de empleo convocadas por la Diputación de Málaga para contratar a funcionarios interinos o tirar de ellas cada vez que necesite echar mano de un trabajador temporal para cubrir una vacante. En total, son 19.249 los aspirantes a hacerse con alguna de las 610 plazas (563 en turno libre y 47 reservadas para personas con discapacidad) que se ofrecen para formar parte de estas listas. Se buscan auxiliares administrativos, trabajadores sociales, auxiliares de clínica, arquitectos, informáticos, abogados, economista, ingenieros, psicólogos, electricistas, fontaneros, conductores,...

En principio, se trata de tener a disposición personal ya seleccionado para tapar cualquier hueco que pueda surgir o para reforzar puntualmente un departamento, pero más allá de aspirar a un contrato por varios meses también puede ser la puerta para entrar como interino en la institución y, en el futuro, hacerse con una plaza fija a través de un procedimiento de consolidación. Así sería en el mejor de los casos, porque al tratarse de una bolsa de empleo una cosa es entrar en alguna de las 31 que se han activado en tres tandas y otra bien distinta tener la garantía de ser contratado.

Concurso-oposición

Un anhelo de multitud de opositores, aunque muy pocos lo verán cumplido a tenor de lo cotizado que está cada uno de esos puestos. Complicado por la enorme competencia existente en la mayoría de profesiones (especialmente en auxiliar administrativo con 4.658 candidatos para 50 puestos), y más aún para quienes no tengan experiencia en el sector público, ya que en las bases de la convocatoria consensuadas con los sindicatos únicamente se valora la trayectoria de quienes hayan ejercido en cualquier Administración.

El sistema para la provisión de estas plazas es el de concurso-oposición. De esta forma, los aspirantes tendrán que superar primero una oposición, compuesta por un examen teórico (tipo test) en el que se conceden hasta 30 puntos y otro práctico con una puntuación máxima de 40. Hasta ahí, todos los opositores parten con las mismas opciones. Pero no así en la fase de concurso, en la que se otorgarán dos puntos por cada año o fracción de seis meses de servicios prestados en el sector público, hasta un máximo de 30 puntos. Si es en la empresa privada, cero.

Esta situación ya fue criticada el mes pasado por el grupo de Ciudadanos en la Diputación, que llegó a pedir la paralización del procedimiento tras denunciar que no se garantiza el cumplimiento de los principios de igualdad, mérito y capacidad, además de considerar que es una vía para consolidar a interinos que llevan años trabajando en la institución. Dos dardos para el equipo de gobierno del PP procedentes de su socio de investidura que cayeron en saco roto en el Salón de Plenos, donde la formación naranja se quedó sola.

La oferta, pactada con los sindicatos, sólo puntúa la experiencia en el sector público

«Al tratarse de puestos temporales no queda otra opción que valorar la experiencia en la Administración. No puedes contratar a alguien para tres meses y dedicar los dos primeros a enseñarle», argumenta la diputada de Recursos Humanos, Pilar Fernández. En cuanto al procedimiento en sí, remarca que la creación de nuevas bolsas y la ampliación de otras ya existentes se debe la necesidad de ajustarse a la Ley de Presupuestos Generales del Estado, que establece que todas las contrataciones temporales que realice cualquier Administración tienen que formalizarse tras haber pasado por una convocatoria de empleo público.

Urgencia

De hecho, la urgencia con las que la Diputación está tramitando esta convocatoria se deben a que esta exigencia estatal impide que se puedan cubrir unos 80 puestos ocupados por empleados laborales e interinos cuyos contratos vencen en los próximos meses (60 entre mediados y finales de diciembre y otra veintena el 30 de abril de 2018). «Nos veríamos sin personal», advierte Fernández, quien precisa que en esta tesitura se encuentran puestos mayoritariamente para trabajadores sociales, auxiliares administrativos, arquitectos, psicólogos, abogados y economistas.

Aspirantes inscritos

6.071 solicitudes
hay para el turno libre. Las listas de admitidos y las fechas de exámenes aún no han sido publicadas
441 personas
se han inscrito para las plazas reservadas para aspirantes con discapacidad.

Para reducir al máximo los tiempos, el mismo día en que salían publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) las listas de admitidos de las dos primeras fases (21 bolsas que suman 470 plazas) se daban a conocer las fechas de los exámenes, que se harán en un único acto. Los primeros en someterse a las pruebas serán los candidatos a las diez plazas de ingeniero agrónomo el próximo día 24, mientras que el carrusel lo cerrarán los abogados el 15 de noviembre. El auditorio Edgar Neville y el centro cultural La Térmica albergarán la realización de las pruebas de todas las bolsas excepto las de auxiliar administrativo y trabajador social, que debido al aluvión de aspirantes (4.658 y 1.690, respectivamente) tendrán lugar en el Palacio de los Deportes.

Una vez excluidos el medio centenar de solicitantes que presentaron la instancia fuera de plazo, la lista total de admitidos para presentarse a las pruebas de acceso en estas dos primeras tandas se queda en 12.737: 12.237 para las 434 plazas ofertadas en régimen de sistema general y otros 500 para las 36 destinadas para personas con discapacidad en cumplimiento de la normativa que fija en al menos un 7% la reserva de empleo público para los ciudadanos con discapacidad. Los aspirantes no tienen que abonar una tasa por derecho a examen. Mientras, aún está pendiente de publicación el listado de los admitidos para la tercera fase (140 puestos), cuyo plazo de presentación de solicitudes se cerró el pasado 29 de septiembre con 6.512 inscritos.

Fotos

Vídeos