Zorrilla y Ramos se pasean por el Monte Coronado, que quieren sea parque periurbano

Ramos y Zorrilla, en las faldas del Monte Coronado. /
Ramos y Zorrilla, en las faldas del Monte Coronado.
La Casona del Parque

IU-Málaga para la Gente elevará una propuesta para que este espacio junto al Cerro de los Ángeles se conviertan en lugares de esparcimiento

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

En los 50 el Monte Coronado era un verdadero lugar de esparcimiento, un sitio para pasar el día en el campo, sobre todo para todos aquellos que vivían en el barrio de la Trinidad y aledaños. Recuerden, los que tengan edad, que la avenida de Andalucía era campo. Que había posadas y que los burros eran un habitual medio de transporte. Esas familias, que no tenían de vehículos para irse más allá, a los Montes de Málaga, por ejemplo, subían al Monte Coronado a hacer paellas, sobre todo de conejos, muchos criados en sus propias casas. Ya saben, otros tiempos.

Se vivió el desarrollismo, el acceso a vehículos y otras comodidades para la clase media, y lo cercano empezó a perder valor pudiendo hacer kilómetros. Y allí se quedó el monte, que los domingos poblaban las familias, solo y sin visitantes. Aún así es uno de los hitos montañosos de Málaga capital. Es un lugar común junto al Monte San Antón o el Cerro de los Ángeles, como explica el portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, que en esta jornada pasea con su compañera edil, Remedios Ramos, por las faldas del monte, que linda con la barriada de laPalma-Palmilla. El acceso más fácil para llegar a la cima podría ser un sendero de pinos centenarios, la única vegetación portentosa que le queda a un espacio pelado de verde, pero el día amenaza con tormenta y el paseo se va acortando conforme las nubes dicen aquí estoy yo.

El desvío hacia otras zonas en las laderas les hace comprobar a ambos que el cartel de parque periurbano que hay más hacia el este es simplemente un cuadro que uno planta en una pared vacía. Al lado, malezas y escombros. Y una zona que no invita al paseo.

Por eso, en este camino Zorrilla subraya que su formación pedirá en la próxima comisión de Medio Ambiente que el Monte Coronado y el Cerro de los Ángeles, el que cobija al asilo, sean un verdadero parque periurbano. Además de la facilidad que daría a los vecinos para volver a recuperar estos lugares como zona de encuentro para pasar el día en el campo, con senderos compactados y señalizados y algunas zonas de descanso y papeleras, también serviría para iniciar el Cinturón Verde de la ciudad, que tantas veces han vendido tantas administraciones, pero que se quedó en eso, en un sueño que se podría hacer realidad, pero que no llega. No en vano, la margen derecha del río Guadalmedina es la que más acusa la grave erosión y desertización del paisaje montañoso malagueño, esa que provoca los acarreos de piedras y tierra cuando hay lluvias torrenciales porque no hay árboles que absorban con sus raíces el agua que cae en éstas.Por eso se producen los aterramientos que sufren este río y otros muchos arroyos, que ponen en peligro a la población ante inundaciones porque la capacidad de evacuación del agua es un elemento muy a tener en cuenta en una ciudad periódicamente inundable como es Málaga.

Zorrilla y Ramos propondrán que este espacio, que suma unas 50 hectáreas, sea repoblado con especies propias del monte mediterráneo tales como algarrobos, encinas y madroños en las zonas que se puedan plantar, ya que en la parte caliza, como explican, no puede haber otra vegetación que la que actualmente existe. En esta iniciativa ambiental también reclamarán que se recupere el jardín del asilo de los Ángeles y el bosquete de chopos, así como crear carriles adecuados para personas con movilidad reducida y papeleras en sitios estratégicos para que no se pierda el encanto de lo forestal. Antes, IU-Málaga para la Gente demandaría una limpieza en profundidad previa incluida la zona del arroyo de los Ángeles. Como explican, todas estas intervenciones al ser de bajo impacto, no supondrían un elevado coste y servirían para crear una zona de esparcimiento para barriadas tan masificadas como Miraflores de los Ángeles, que tiene una de las densidades de población más alta de Europa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos